En concreto, el detenido denunció en el Cuartel de Gata haber sufrido un robo con violencia por parte de cinco individuos, ya que había extraviado su teléfono móvil y, con la intención de cobrar el seguro, presentó la denuncia falsa simulando un delito de robo con violencia.

Así, el pasado día 27 de julio, agentes de la Policía Judicial de Coria abrieron una investigación tras tener conocimiento de una denuncia presentada en el cuartel de Gata, por un vecino de la misma localidad, en la que decía haber sido víctima de un robo con violencia e intimidación, por cinco personas, a consecuencia del cual le sustrajeron su teléfono móvil.

Tras varios días de investigación por parte de los agentes del Puesto de Gata y de la Policía Judicial, se comprobó que la denuncia interpuesta por el ciudadano había sido falsa, hecho que provocó su detención, según ha informado la Guardia Civil en nota de prensa.

En sede policial, el denunciante, reconoció que perdió su teléfono móvil y simuló el delito para así poder cobrar el seguro, por lo que denunció el robo con violencia por ser "la única modalidad delictiva" que cubría su póliza de seguro y así "se ahorraba un dinero".

No es la primera vez, en estos últimos meses, en que se ha detenido a personas por la comisión de este tipo delictivo, por lo que se está "especialmente vigilante para evitar estos fraudes", según señala la Benemérita.

La Guardia Civil ha recordado que cuando una persona presenta una denuncia falsa incurre en un delito contra la administración de Justicia, castigado en el Código Penal vigente con una pena de prisión de seis meses a dos años y multa de doce a veinticuatro meses.

Además, supone que su autor, si es condenado, tendrá desde entonces antecedentes penales, lo cual tiene repercusión "inmediata" tanto para el acceso a la función pública como en otros ámbitos.

Consulta aquí más noticias de Badajoz.