Los traficantes de Río de Janeiro se suben al carro olímpico

Una de las bolsitas con cocaína y crack incautada por la Policía en una casa en el barrio de Lapa, una popular zona de ocio en el centro en Río de Janeiro, Brasil.
Una de las bolsitas con cocaína y crack incautada por la Policía en una casa en el barrio de Lapa, una popular zona de ocio en el centro en Río de Janeiro, Brasil.

EFE/Ascom Policía Civil Brasil

Los traficantes de Río de Janeiro quisieron subirse al carro de las olimpiadas y vendieron cocaína en bolsitas con los aros olímpicos y la leyenda "Río 2016" junto al mensaje "Consuma lejos de los niños". Así lo constató la Policía Civil, que según medios locales se incautó la semana pasada de al menos 93 bolsitas con la droga.

Además, la Policía se ha incautado este martes de 94 kilos de cocaína que estaban destinados a venderse durante los juegos.

La operación donde aparecieron las "bolsitas olímpicas" tuvo lugar en una casa del barrio de Lapa, un clásico de la noche carioca que los turistas no suelen perderse, aunque, en el casco antiguo de la ciudad, entraña también cierto peligro de robos y asaltos.

Este fue, por cierto, el caso de tres miembros del equipo español de vela, que fueron robados en Lapa a punta de pistola a mediados de mayo.

En la operación no solo se confiscaron 93 dosis de cocaína, sino también 28 de crack y trece balas de calibre 40, que es de uso restringido para las fuerzas de seguridad.

No es extraño que los narcotraficantes brasileños usen imágenes o nombres de futbolistas o de eventos deportivos para promocionar sus productos, y en esta ocasión además había bolsitas con el logo de una lata de refresco.

Las autoridades brasileñas esperan que Río reciba cerca de 1,5 millones de visitantes para los Juegos Olímpicos, que se celebran entre los próximos 5 y 21 de agosto. La movilización de las fuerzas del orden es abrumadora y sus efectivos se encuentran "en cada esquina que mires", escribía el viernes la atleta paraolímpica Amy Purdy.

94 kilos de coca

La Policía brasileña se incautó de 94 kilos de cocaína que estaban enterrados en una hacienda del estado de Mato Grosso do Sul (occidente) y que según las autoridades serían comercializados durante los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro 2016, que comienzan el viernes.

La droga, de acuerdo con la Policía Civil de Mato Grosso do Sul, fue localizada a 15 kilómetros de Curumbá, ciudad fronteriza con Bolivia y durante el operativo fueron detenidos tres hombres, con edades entre 33 y 45 años, y una mujer, de 55 años.

El comisario Sam Suzumura explicó a periodistas que para retirar la droga fueron utilizadas máquinas retroescavadoras y la operación se llevó a cabo después de denuncias telefónicas recibidas por la Policía.

Además de la cocaína, fueron encontrados en las residencias de los sospechosos municiones y teléfonos móviles con registros de llamadas a Bolivia.

Parte de la droga tenía etiquetas con las fotos de los astros del fútbol Cristiano Ronaldo y Neymar y con el personaje del "Guasón", que identifica grupos criminales de Río de Janeiro.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento