Un juez ha dejado este miércoles en libertad con cargos a las cinco monitoras de nacionalidad alemana que anoche fueron detenidas después de que un "flashmob" que habían organizado en Castell-Platja d'Aro (Girona) fuera malinterpretado y causara escenas de pánico.

Según ha informado el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC), el titular del juzgado de instrucción número 3 de Sant Feliu de Guíxols (Girona) ha acordado dejar en libertad provisional, con cargos por desórdenes públicos, a las cinco monitoras, cuatro de las cuales han declarado en sede judicial asistidas por un intérprete.

La broma de estas turistas alemanas sembró el pánico la noche del pasado martes en Platja d'Aro (Girona), donde se desencadenaron situaciones de angustia, once heridos leves y un infarto por la falsa interpretación de un atentado terrorista, ha explicado la concejal Dolors Guirado.

Los hechos se produjeron poco antes de las 22 horas cuando un grupo de turistas empezaron una 'flashmob' (una acción organizada en la que un grupo se reúne en un lugar público, realiza algo inusual y luego se dispersa) con palos de 'selfie', pistolas de juguete y gritos que han provocado una estampida.

Los turistas simulaban una persecución en la zona del paseo Marítimo, mientras eran grabados por cámaras de vídeo del teléfono, lo que ha generado confusión y múltiples rumores sobre un falso ataque.

El incidente ha provocado un "pánico horroroso" entre los veraneantes en la localidad costera, en un día en que había mucha gente en la zona, ha observado la concejal. El servicio del 112 ha recibido más de cien llamadas de aviso.

"Mensaje de tranquilidad"

Ante la alarma generada, los Mossos d'Esquadra y la Policía Local han actuado, y han detenido a cinco monitoras, autoras del 'flashmob', a las que se les ha acusado de un delito contra el orden público. Las detenidas pasarán este miércoles a disposición del juzgado de Sant Feliu de Guíxols acusadas de un delitos contra el orden público.

La concejal ha querido lanzar un "mensaje de tranquilidad", y junto al cuerpo de Mossos d'Esquadra y de Emergencias de la Generalitat ha desmentido que se haya producido un ataque.

Todos han remarcado que se trata de una falsa alarma, y que en ningún caso se han producido tiros.

Era un 'flashmob'

Según han informado los Mossos d'Esquadra, las cinco detenidas formaban parte de un grupo de jóvenes que simularon que dos famosos eran perseguidos por unos 'paparazzis' y fans, en pleno centro de la localidad, donde a esa hora había numerosas personas que frecuentaban terrazas o tiendas aún abiertas al público.

La broma fue mal interpretada por muchos ciudadanos, que relacionaron las carreras con una amenaza terrorista, y se produjo una estampida de gente corriendo por las calles mientras se propagaba el rumor de que se estaban produciendo disparos.

La Policía de la Generalitat ha informado que, a consecuencia de las carreras y de las caídas de las personas que huían, ocho personas tuvieron que ser atendidas en el Centro de Asistencia Primaria (CAP) de Platja d'Aro, seis por contusiones leves y dos por ataques de ansiedad, mientras otras tres fueron derivadas al hospital de Palamós, también por contusiones leves.

Tanto la Policía Local de Castell-Platja d'Aro como los Mossos d'Esquadra tuvieron que hacer llamadas a la calma de los ciudadanos, aclarando que se trataba "únicamente de un flashmob" e invitando a evitar la propagación de rumores falsos, que se habían desatado a través de las redes sociales.

Consulta aquí más noticias de Girona.