Antonio Armstrong y su esposa
Antonio Armstrong y su esposa. ARCHIVO

La Policía investiga si el culpable del asesinato del exjugador de la liga de fútbol americano (NFL) Antonio Armstrong y de su mujer, Dawn Armstrong, es su propio hijo mayor, de 16 años, según varios medios de información de EE UU.

El suceso ocurrió en el domicilio familiar del exjugador de madrugada. La pareja recibió varios disparos mientras dormía. Solo 24 horas después del asesinato la Policía ponía bajo vigilancia al hijo de la pareja, porque su relato de los hechos no era "consistente", según la prensa de Houston (Texas).

El menor aseguró haber visto en la casa a un hombre enmascarado, del que presuntamente huyó él escondiéndose en un armario. Sin embargo, la casa no había sido forzada y en la cocina se encontró el arma con el que presuntamente se disparó al matrimonio, según People.

Otros dos hijos menores de la pareja dormían también en el domicilio en ese momento.