La Mesa del Congreso ha rechazado con la abstención del PP, PSOE y Podemos, la solicitud del Partit Demócrata Catalá, la antigua CDC, de formar un grupo parlamentario propio en el Congreso, con lo que sus ocho diputados deberán pasar al grupo mixto por primera vez en la historia del partido.

Así lo han confirmado fuentes parlamentarias, que han indicado que tanto los tres miembros de la Mesa del PP, como los dos del PSOE y los dos que ostenta Unidos Podemos han decidido abstenerse en la votación, mientras que los dos vocales de Ciudadanos han votado en contra, tal y como habían anunciado.

El vicepresidente primero del Congreso, el diputado de Ciudadanos, Ignacio Prendes, ha subrayado que el veto al grupo de CDC sólo ha sido posible gracias al voto en contra de su partido porque el resto de partidos "han mirado para otro lado" y "se han puesto de perfil", ha denunciado.

"Han sido los dos votos de Ciudadanos los que han impedido que CDC tenga 3 millones de euros y los privilegios de los grupos", ha remarcado Prendes, que no ve "de recibo" que PP, PSOE y Unidos Podemos no se hayan involucrado en el "no" al grupo de un partido que apuesta por la "insumisión" y la ruptura de España.

Prendes ha recordado que el Partit Demócrata Catalá no cumplía el requisito del 15% de los votos que marca el Reglamento, ni en cada una de las provincias catalanas ni tampoco el conjunto de la comunidad. "Nosotros somos partidarios de una interpretación flexible del Reglamento pero Ciudadanos no va a ser cómplice de una interpretación que incumpla el Reglamento", ha advertido.

El veto ayer del Senado a la formación del grupo parlamentario del Partit Demócrata Catalá y el desafío independentista del Parlamento de Cataluña ponían muy difícil que PP y PSOE dieran luz verde al grupo en el Congreso.

Con su paso al mixto, CDC pierde las subvención por grupo parlamentario, en su caso, de unos 41.761 euros mensuales y el derecho a conservar los seis asistentes con cargo al presupuesto del Congreso, así como la importante subvención para el pago del voto por correo, reservado a las candidaturas con grupo.

Esta decisión sitúa a los independentistas en el Grupo Mixto, por primera vez desde la transición.

Francesc Homs, de CDC, ha lamentado el resultado de la votación de la Mesa del Congreso y lo considera directamente relacionado con la decisión del Parlamento de Cataluña de iniciar el proceso independentista. "Nos pueden impedir que formemos un grupo pero no nos van a quitar los ocho votos, los ocho diputados, que en esta legislatura son claves".

Tampoco En Marea contará con un grupo propio, y se integrará en Podemos.