Los hechos ocurrieron este domingo sobre las 9.30 horas, cuando agentes que realizaban labores de prevención fueron alertados por la Sala del 091 para que se dirigiesen a una calle del distrito de Abastos donde al parecer dos hombres estaban forzando la persiana de un bar, tal y como ha explicado este cuerpo de seguridad en un comunicado.

Los agentes se dirigieron al lugar y comprobaron que la persiana del local estaba forzada, pero que no habían podido acceder a su interior. Un coche que estaba en las inmediaciones también presentaba síntomas de forzamiento.

Los policías averiguaron las características físicas de los sospechosos, y mientras realizaban una batida por las inmediaciones, recibieron otra llamada de la Sala del 091 en la que alertaba de dos hombres que coincidían con las características físicas aportadas estaban dando patadas a la puerta de un portal en una calle cercana, fracturando el cristal. En ese momento llegó un indicativo de Policía Local que impidió que siguiesen provocando daños.

Una vez en el lugar, mientras los agentes comprobaban que los sospechosos coincidían con las características físicas aportadas y realizaban diversas gestiones, uno de los presuntos autores se dirigió hacia uno de los policías en actitud desafiante levantando ambos puños y acometiendo contra el agente, por lo que, tras ser reducido fue detenido como presunto autor de un delito de atentado agente de la autoridad.

El otro sospechoso comenzó a ponerse "más nervioso y alterado" al

tiempo que gritaba "ya la está liando el imbécil, él estaba rompiendo el cristal, esto ha sido por su culpa", acometiendo contra uno de los policías y provocando que éste cayese al suelo sobre el brazo derecho, causándole heridas y lesiones, por lo que también fue detenido como presunto autor de un delito de atentado contra un agente de la autoridad.

HERRAMIENTAS EN EL CUARTO DE CONTADORES

Los agentes averiguaron que los ahora detenidos supuestamente estaban golpeando el cristal del portal para recuperar una bolsa con herramientas que habían escondido en el cuarto de contadores del edificio. Además de ésta, había una bicicleta y una herramienta neumática entre otros efectos. Los policías averiguaron la identidad del propietario de la bicicleta.

Como consecuencia de las investigaciones, los policías detuvieron a los sospechosos como presuntos autores de los delitos de robo con fuerza en las cosas y daños. Los detenidos, de 35 años, nacionalidad española y con numerosos antecedentes policiales, han pasado a disposición judicial.

Consulta aquí más noticias de Valencia.