La redacción del plan de acción y los planes zonales responde a las demandas puestas de manifiesto en las diversas reuniones mantenidas en la mesa técnica, encargada de estudiar y analizar, desde una vertiente eminentemente técnica, los problemas del ruido en la ciudad, y que ha sido impulsada en el marco de la Mesa del Ruido, constituida a finales del año pasado, con la participación de distintos sectores sociales y profesionales.

Castellón ha indicado que "se van a utilizar todos los instrumentos que nos ayuden a controlar y reducir aún más la contaminación acústica de la ciudad", al tiempo que ha recordado que esta medida fue una de las propuestas recabadas a través de la propia Mesa del Ruido, con las que se trata de poner en concordancia y compatibilizar los intereses de la ciudad, de la actividad comercial y de los hosteleros con el derecho al descanso de los vecinos.

El edil popular ha reconocido el trabajo que se ha realizado desde la mesa técnica, "analizando la normativa existente así como las medidas a adoptar, su viabilidad técnica y jurídica y cómo llevarlas a cabo, resolviendo en un primer paso la redacción de un plan de acción para la ciudad y un plan específico zonal delimitado a la zona saturada que mejoren la calidad ambiental y sirvan como solución respecto a un conflicto de intereses, manifiesto, entre partes bien diferenciadas".

El inicio en la contratación de estos servicios responde al cumplimiento de la normativa vigente, de conformidad con lo estipulado en la Ley 37/2003, de 17 de noviembre, del Ruido, el Real Decreto 1513/2005, que la desarrolla, la Ley 7/2007, de 9 de julio de Gestión integrada de la Calidad Ambiental de Andalucía, y el

Decreto 6/2012 de 17 de enero, por el que se aprueba el Reglamento de Protección Acústica de Andalucía, obligando a los municipios a elaborar planes de acción y planes zonales específicos a la vista de los datos contenidos en los mapas estratégicos de ruido, en el caso de Almería, aprobado en el año 2012.

Consulta aquí más noticias de Almería.