El primero de los hechos tuvo lugar días atrás en calle Carretería, cuando, sobre las 02.30 horas, dos individuos asaltaron en la zona de la Tribuna de los Pobres a dos turistas irlandesas con el objetivo de robarles los bolsos, han informado desde la Policía Local.

Así, uno de ellos dio un tirón del bolso a una de las víctimas, de 48 años, que fue arrastrada por el suelo, sin lograr arrebatarle el mismo ante la oposición de ésta, han precisado en un comunicado.

Mientras, el otro individuo hacía lo mismo con la otra turista, de 50 años, intentado hacerse del mismo modo con su bolso, que defendió de modo firme. Así, impidió al agresor que se hiciera con el botín, para lo que resultó fundamental la colaboración de un ciudadano que no dudo en actuar en ayuda de las víctimas, han indicado.

Al no conseguir sus objetivos y alertados por el hecho de que el ciudadano que contempló la escena actuara en defensa de las víctimas, los individuos se dieron a la fuga tomando diferentes direcciones. Uno de ellos lo logró mientras que el otro fue perseguido por el testigo, quien, ayudado por otros viandantes, consiguió retenerlo hasta la llegada de una patrulla de la Policía Local, que se desplazó hasta el lugar.

El segundo episodio ocurrió a las 03.50 horas del pasado 14 de julio en la calle Trinidad Grund, cuando dos individuos extranjeros de 18 y 23 años trataron de sustraer con violencia el bolso a una mujer de 30 años, que se resistió forcejeando con los presuntos agresores hasta lograr zafarse de los mismos, han señalado.

La víctima requirió a una unidad de la Policía Local de Málaga que patrullaba la zona, a quienes facilitó la descripción de los dos asaltantes. Tras localizarlos en las cercanías, fueron reconocidos por la mujer afectada.

DETENIDO CON LA AYUDA DE LAS ÚLTIMAS TECNOLOGÍAS

Por último, sobre 01.30 horas del pasado 26 de julio, una mujer de 40 años que iba acompañada por su cónyuge de 43, en calle San Nicolás, realizó una llamada a la Policía Local de Málaga manifestando que un individuo que circulaba en bicicleta, y del que facilitó su descripción, le había sustraído su bolso dándole un tirón.

La víctima fue asistida por una patrulla de policías locales con los que se entrevistó y que inmediatamente alertaron por el radiotransmisor a otras dotaciones de la zona de las características del presunto autor del hecho y de lo sustraído.

De este modo, policías locales de otra dotación identificaron a un hombre que podría responder a su descripción, que transitaba junto a una mujer por avenida Obispo Ángel Herrera Oria. Así, se les efectuó a ambos un cacheo preventivo de seguridad, comprobando que no portaban ninguno de los objetos sustraídos.

En el bolso, además de dinero en efectivo y diversa documentación personal, había un teléfono móvil de última generación. Para localizarlo, los agentes usaron una aplicación que ubica el celular a través de GPS.

Los policías locales corroboraron que el teléfono estaba situado en calle Virgen de la Paloma, muy cerca del lugar de la comisión del delito, pudiendo recuperar el móvil tras encontrarlo oculto en un contenedor de escombros.

Ante el hecho de que el celular fue localizado en una zona muy cercana a la que se identificó a la pareja de sospechosos, los agentes se dirigieron hasta el domicilio de los anteriormente identificados, solicitando a la otra dotación policial que se acercara hasta el lugar con la víctima, que reconoció al individuo como el autor del robo.

Ante los hechos detallados, los policías locales procedieron a la detención de los individuos y a su traslado a dependencias policiales, siendo, posteriormente, puestos a disposición judicial.

Consulta aquí más noticias de Málaga.