Los hechos hoy conocidos se produjeron sobre las 20.40 horas del pasado viernes, 29 de julio, cuando policías que se encontraban prestando servicio en la Estación de Autobuses, en un dispositivo de prevención de la delincuencia, observaron a un individuo que llevaba un cuchillo de grandes dimensiones en la parte trasera de su pantalón.

Tras identificarse como policías, dicho individuo, con tres antecedentes por delitos comunes, intentó coger el cuchillo, pero los

agentes consiguieron desarmarle, según informaron fuentes de la Policía Nacional.

Posteriormente, solicitaron al detenido que se identificara, pero éste no solo se negó sino que agredió a los policías, causándoles lesiones por las que posteriormente tuvieron que ser atendidos en un centro médico.

AYUDADOS POR UN MUNICIPAL

A pesar de la resistencia, los funcionarios consiguieron reducir al agresor gracias al apoyo de un policía municipal que se encontraba en la estación de autobuses fuera de servicio.

Una vez reducido, el detenido fue trasladado a dependencias policiales por agentes de la policía municipal para el esclarecimiento de los hechos. Al parecer, dicho cuchillo lo llevaba para defenderse

por si tuviera alguna reyerta.

Al día siguiente fue puesto a disposición de la autoridad judicial y quedó en libertad con cargos.

La intervención la realizaron agentes de la Brigada Móvil de la

Policía Nacional de la Comisaría Provincial de Valladolid.

Consulta aquí más noticias de Valladolid.