Las carreteras navarras se cobraron en el mes de julio la vida de cuatro personas, con lo cual se elevan a 18 las víctimas mortales registradas durante 2016. Se trata de tres fallecimientos más que en el mismo periodo de 2015, un incremento del 21,43%.

Por su parte, según el balance provisional del Gobierno de Navarra, el número de personas heridas graves en accidentes de circulación ha disminuido respecto a 2015, de 62 a 60 (un 3,22%), pero ha aumentado el de leves, de 233 a 448 (un 65,02% más).

En lo que va de año, el número de accidentes de circulación contabilizados se ha incrementado un 13,06% en Navarra, al pasar de 2.160 a 2.442.

Del total de siniestros, 17 han sido mortales y en otros 401 se han registrado personas heridas. En el mismo periodo de 2015, los accidentes con víctimas mortales fueron 14 y con personas heridas, 243, ha informado el Ejecutivo foral en un comunicado.

De los accidentes mortales ocurridos en julio, uno corresponde al siniestro de una motocicleta en la A-12, en el término de Zizur, en el que fallecieron sus dos ocupantes. La tercera víctima mortal fue el conductor de un turismo que tuvo un accidente en la N-121, en Caparroso, mientras que la última víctima fue atropellada en Pamplona.

Consulta aquí más noticias de Navarra.