Según ha informado la Policía en un comunicado, los hechos se desencadenaron cuando se recibieron sendas denuncias y en la primera de ellas el propietario del establecimiento de alimentación, ubicado en la zona centro de la ciudad, daba cuenta de la sustracción de bebidas alcohólicas y alimentos valorados en más de 600 euros, después de haber fracturado el cristal de la puerta de acceso para acceder al interior del mismo.

En la segunda denuncia se daba cuenta de la fractura de la puerta principal que da acceso a una nave dedicada a la explotación agrícola, así como la fractura de otra puerta interior, de donde se sustrajeron 500 litros de gasoil, aceite de motor y 100 kilogramos de cable, ascendiendo el valor de lo sustraído en este hecho a unos 600 euros también.

Policías del Grupo Operativo de Policía Judicial de Baza habían detectado un incremento de este tipo de hechos en esa semana en la localidad, por lo que iniciaron las investigaciones pertinentes a la identificación y localización de quienes pudieran haber llevado a cabo estos sucesos. Realizadas ciertas comprobaciones, los agentes reunieron los suficientes indicios para la atribución de responsabilidades en la presunta autoría de los hechos.

Tras la verificación de ciertos extremos de la investigación y la identificación y localización del presunto autor de los mismos, los policías establecieron un dispositivo para su detención, procediendo a la misma y trasladándolo a las dependencias policiales. El detenido, con antecedentes anteriores a los hechos, fue puesto posteriormente a disposición de la autoridad judicial.

Consulta aquí más noticias de Granada.