El voto en contra del PP  en la Mesa del Senado no permitirá a CDC, refundado como Partit Demòcrata Català (PDC), tener grupo parlamentario propio en la Cámara Alta, después de que se aplazase su aprobación por las "dudas" en torno a su constitución.

La decisión ha sido adoptada con el voto en contra de los cuatro miembros del PP en la Mesa, la abstención de los dos del PSOE y el voto a favor del representante del PNV.

El pasado miércoles, la Mesa del Senado dio luz verde a cinco de los seis grupos parlamentarios que se inscribieron ante la Cámara Alta: PP, PSOE, Podemos, PNV y ERC. Sin embargo, dejó en suspenso la aprobación del grupo catalán.

El órgano de la Cámara Alta cuestionó el nombre y la composición del grupo inscrito por CDC y, para saber si cumple con los requisitos reglamentarios, solicitó un informe a los servicios jurídicos del Senado.

Esta decisión deja a los nacionalistas catalanes sin grupo parlamentario en la Cámara Alta por primera vez desde 1977.

El vicepresidente del Senado, el 'popular' Pedro Sanz, ha recordado que el Reglamento requiere diez senadores para formar grupo parlamentario, que pueden quedarse en seis durante el resto de la legislatura. CDC cuenta con cuatro parlamentarios y había recurrido a seis de otras formaciones para intentar formar grupo propio. "Eso más bien parecía un grupo mixto", ha explicado Sanz.

Al rechazar el grupo, los cuatro parlamentarios de CDC deberán integrarse en el Grupo Mixto, con lo que la formación perderá importante financiación del Senado.

El PSOE en la Mesa del Senado se abstuvo sobre la formación del grupo propio.

En la anterior legislatura, el grupo catalán, que contaba entonces con ocho miembros, percibió 22.424,27 euros al mes, es decir, 268.800 euros anuales (casi un millón de euros en cuatros años), en concepto de subvención general de funcionamiento que reciben todos los grupos parlamentarios.

En el plano político, quien constituye grupo parlamentario tiene garantizada su representación en todas las comisiones, en la Diputación Permanente y voz propia en la Junta de Portavoces así como capacidad para intervenir en todos los debates en igualdad de condiciones; en el Grupo Mixto hay que repartirse tiempos de intervención y asientos en las comisiones.