CSI.F ha hecho esta reclamación para "garantizar aún más la transparencia del proceso, el respeto a los opositores y a la labor de los miembros de los tribunales", según ha informado el sindicato en nota de prensa.

Según CSI.F, el proceso ha ido transcurriendo "con total normalidad", aunque ha considerado que el número de plazas ofertadas "no ha cubierto todas las necesidades que hay en la región". "Por eso muchos de los aspirantes no están en la lista de seleccionados, no porque no lo hayan merecido".

El sindicato ha apuntado que los primeros exámenes, que tuvieron lugar el 18 de junio, transcurrieron "con relativa normalidad". Así, los tribunales, las direcciones provinciales y la Consejería" estuvieron al tanto del proceso" y habilitaron "por vez primera" un aula de lactancia o permitieron que una opositora con problemas de salud o a punto de dar a luz pudiera desarrollar su prueba en la capital de provincia más cercana "y no tuviera que desplazarse a la provincia de examen".

Sin embargo, ha criticado que "el proceso se enquistó el día 29 de junio, cuando se hicieron oficiales las notas de la primera prueba de la oposición y los servicios informáticos de la Junta no dieron la respuesta que los opositores demandan y se merecían, algo que desde esta central sindical supimos suplir".

"Hay que añadir además las discrepancias surgidas dentro de la propia Consejería en lo que respecta a la valoración de méritos, ya que cada especialidad es valorada en una provincia distinta y no siempre se utilizan los mismos criterios", ha añadido CSI.F.

De otro lado, el sindicato ha valorado también la labor de los miembros de tribunales que han calificado a los opositores, "desarrollando jornadas laborales por encima de lo que permite la ley en algunas ocasiones". Por todo ello, ha insistido en solicitar "más medios humanos y técnicos" para futuras oposiciones.

Consulta aquí más noticias de Toledo.