HURTO COLMENAS
HURTO COLMENAS GUARDIA CIVIL

Las personas detenidas por el presunto robo de colmenas en la Región de Murcia, han sido, generalmente, personas vinculadas al sector ya que, supuestamente, "empleaban herramientas e indumentaria adecuada para la manipulación de los asentamientos apícolas".

Así lo asegura la Guardia Civil, que trabaja por esclarecer el robo de colmenas en la Comunidad, de hecho, en 2015, investigó los hechos delictivos que afectaron a asentamientos apícolas diseminados en las comarcas de la huerta de Murcia, Noroeste, Río Mula y Campo de Cartagena.

Por el momento, se desconoce el destino final de la miel sustraída, si bien, indican a Europa Press desde la Benemérita, que los autores de los robos se dirigen principalmente a la sustracción de las abejas y los panales, y en menor cuantía a la sustracción de la miel.

Añaden que la presunta finalidad de la sustracción de colmenas es "la venta a terceras personas poseedoras de asentamientos apícolas o el aumento de los propios asentamientos apícolas" que, alguno de los autores de los hurtos, poseen.

En este sentido, recuerda que en el año 2011, la Guardia Civil puso en marcha el 'Plan contra las sustracciones en explotaciones agrícolas y ganaderas', en el que se establecen dispositivos específicos de servicio para luchar contra las sustracciones en explotaciones agrícolas y ganaderas "al objeto de reducir la actividad delictiva en este sector e incrementar la seguridad subjetiva de agricultores y ganaderos", según explica la Benemérita a Europa Press.

Entre las medidas adoptadas se encuentra la creación de los Equipos ROCA (Robos en el Campo), con la finalidad específica de vigilar las zonas rurales demarcación de la Guardia Civil en la Región, investigar los delitos cometidos en este entorno y mantener entrevistas con agricultores, ganaderos y asociaciones del sector.

En este sentido, comunica que la Guardia Civil ha mantenido contactos con asociaciones de apicultores para favorecer el intercambio de información entre los posibles perjudicados y la Benemérita.

ÚLTIMO CASO

En el marco del 'Plan contra las sustracciones en explotaciones agrícolas y ganaderas', la Guardia Civil de la Región de Murcia ha desarrollado una investigación para esclarecer la sustracción en explotaciones apícolas de la Región, de colmenas, abejas y miel, que se ha saldado con una persona investigada como presunta autora de delito de hurto.

La investigación se inició cuando guardias civiles de los equipos ROCA, gracias a los contactos habituales mantenidos con representantes de las asociaciones de agricultores y ganaderos de la Región, detectaron la sustracción de colmenas en varios asentamientos de las pedanías murcianas de Torreagüera, El Palmar y Los Ramos, según explican fuentes de la Benemérita.

Los investigadores recabaron la información necesaria para conocer el modus operandi empleado, lo que supuso averiguar que los hechos se cometían, principalmente, de madrugada y que por su profesionalidad podía tratarse de personas vinculadas con el sector apícola con conocimientos y material suficiente para abordar las colmenas de manera eficaz.

La Guardia Civil dispuso diversos servicios de vigilancia preventiva con el objetivo de identificar y, en su caso, detener a los autores de estos hurtos.

Es en uno de estos dispositivos policiales cuando una patrulla del Cuerpo sorprendió a una persona, ataviada con indumentaria propia de estas labores, introduciendo varias colmenas en el remolque de un vehículo.

Esta persona, varón, español, de 36 años y relacionado con el sector apícola, ha resultado investigada como presunta autora de delito de hurto y las colmenas que pretendía sustraer han sido devueltas a su legítimo propietario.

Las pesquisas practicadas por la Benemérita han permitido averiguar que, previo a la sustracción de las colmenas se realizaron labores de reconocimiento y estudio del terreno con el objetivo de reconocer los caminos y veredas que daban acceso a la finca para, más tarde y de madrugada, acudir al lugar con un vehículo dotado de remolque.

Una vez en la finca, las colmenas eran trasladadas hasta un lugar accesible y próximo al vehículo, donde se mantenían entre dos y tres horas hasta que las abejas se introducían de nuevo, momento en que se cerraban y se depositaban en el remolque para su traslado.

La persona investigada y las diligencias instruidas han sido puestas a disposición del Juzgado de Instrucción de Murcia.

Consulta aquí más noticias de Murcia.