Dinero intervenido
Dinero intervenido EUROPA PRESS/DELEGACIÓN DEL GOBIERNO

Desde la constitución de la empresa procedió a la apertura de distintas cuentas corrientes en cinco entidades bancarias, tanto de la capital como de poblaciones cercanas, con las que comienza a realizar transacciones dentro de normalidad para este tipo de empresas, manteniendo durante seis meses saldos positivos con todas las entidades, ha informado la Delegación del Gobierno en nota de prensa.

En el mes de febrero, tras haber generado confianza en las entidades bancarias y bajo el pretexto de financiar unas importaciones desde China, abre diversas líneas de crédito por un importe total de 1.500.000 euros.

Las entidades bancarias, para la concesión de dichos créditos solicitaron toda la documentación de la empresa, escrituras de constitución, declaraciones presentadas en la Agencia Tributaria y certificados de pago a la Seguridad Social, que son presentadas de forma diligente y rápida por parte de la empresa concesionaria de los préstamos.

CONCESIÓN DE PRÉSTAMOS

Tras los correspondientes informes marcados por los protocolos bancarios, entre los que se encuentra el del Banco de España y tras comprobar que no está inscrito en ninguno de los registros de morosos, conceden los préstamos, cuya cuantía oscilaba entre los 150.000 y 200.000 euros.

Para la concesión de los créditos y crear todavía más confianza en las entidades bancarias, cuenta con el apoyo de otras dos personas, los cuales figuran como gerente y asesor financiero, altamente especializados en este tipo de estafas y con amplios conocimientos en productos financieros.

Una vez que las cantidades prestadas son ingresadas en las cuentas de la empresa, estas son transferidas de manera inmediata a cuentas corrientes de la República Popular China, lo cual no levanta las sospechas de las entidades bancarias, ya que el ahora detenido manifiesta desde el primer momento que el dinero es para realizar una importación desde este país.

Posteriormente, esta persona deja de ingresar dinero en estas entidades españolas, produciéndose el impago de los préstamos, pudiendo comprobarse como la sede física de la empresa ya ha desaparecido no manteniendo ningún tipo de actividad comercial.

Estas personas forman parte de un grupo criminal organizado, dedicado a la estafa y al blanqueo de capitales, estando "altamente especializado y jerarquizado", desarrollando cada uno de ellos una tarea determinada.

INICIO DE LA INVESTIGACIONES

Tras las denuncias correspondientes, se inicia una investigación por parte de la Brigada de Policía Judicial de la Comisaría de Guadalajara, pudiendo comprobar que todos los datos aportados han sido falsificados, así como que las identidades y soportes físicos documentales referentes a su filiación han sido falsificados.

Tras las investigaciones correspondientes la Policía Nacional consiguió la identificación del máximo dirigente de este grupo criminal, consiguiendo su localización de una vivienda de Madrid, por lo que tras la correspondiente autorización judicial procedieron al registro del domicilio incautándose de 33.000 euros que no habían ingresado en entidades bancarias de china.

El detenido, que carecía de antecedentes policiales en el país, ya ha sido puesto a disposición de la Autoridad Judicial, continuándose las gestiones tendentes a la localización, identificación y detención de los demás componentes del grupo criminal.