Copa de vino
Imagen de un copa de vino. PIXABAY

Este incremento del valor de las ventas, estimado para la exportación en un 4,5 por ciento, es fruto de la mejora del posicionamiento de Rioja en el mercado, objetivo que se ha marcado la Denominación como una de sus prioridades y que está encontrando la respuesta favorable de los consumidores.

Los 143,4 millones de litros comercializados por la D.O. Ca. Rioja en el primer semestre de 2016 suponen cinco millones de litros más que en el mismo periodo de 2015, lo que permite rozar ya los 400 millones de botellas anuales. En el análisis por mercados, destaca el hecho de que, por primera vez desde el comienzo de la crisis, se haya conseguido que las ventas en el mercado español aumenten más que en la exportación (2,86 por ciento frente a 2,71 por ciento).

España, donde Rioja mantiene un liderazgo indiscutible entre los vinos de calidad, sigue siendo su principal mercado con un total de 93,6 millones de litros vendidos entre enero y junio, mientras que las exportaciones a más de cien países han sumado 49,7 millones de litros. Las ventas de Rioja en el exterior, que han supuesto en los últimos doce meses el 37,4 por ciento del total, han seguido en esta primera parte de 2016 la línea de crecimiento de los últimos años (+2,71 por ciento), aunque desigual según países. El país que sigue teniendo el mayor crecimiento porcentual en la importación de vinos de Rioja ha sido China, seguido por Holanda, Suiza y Estados Unidos, mientras que Reino Unido y Alemania han experimentado retrocesos.

VINOS CON MÁS VALOR

Igualmente significativo es el avance de los vinos con más valor añadido, las categorías de crianza, reserva y gran reserva, que en vinos tintos han sumado unas ventas de 78,4 millones de litros (el 63 por ciento del total de vinos tintos), mientras que la categoría de tintos con contraetiqueta genérica suma 46,6 millones de litros. La categoría más vendida en tintos ha sido la de crianza con un total de 53,3 millones de litros, destacando los incrementos de las categorías de reserva (+7 por ciento) y gran reserva (+30 por ciento), que suman 25 millones de litros comercializados en este primer semestre. Los vinos tintos han supuesto el 87,2 por ciento de las ventas totales de Rioja.

Otro dato muy significativo del balance del primer semestre ha sido el incremento de la demanda de vinos blancos en un 20,5 por ciento en el mercado español y un 10 por ciento en la exportación, lo que ha situado sus ventas en 10,5 millones de litros. Estos incrementos van sin duda en relación con la estrategia que ha venido desarrollando la D.O. Ca. Rioja durante los últimos años para renovar y diversificar su oferta de vinos blancos con la incorporación de nuevas variedades de uva. En cuanto a las ventas de vinos rosados, que el año anterior tuvieron un fuerte crecimiento, se han mantenido prácticamente estables en torno a los 8 millones de litros.

El director general del Consejo Regulador, José Luis Lapuente, ha valorado con satisfacción "que Rioja haya conseguido incrementar sus ventas en volumen y valor simultáneamente, por encima incluso de otras denominaciones españolas de referencia", y considera que "esta positiva evolución de la denominación líder es el fruto de un modelo de calidad que cuenta con la confianza del consumidor, que innova constantemente y que favorece el desarrollo de muy diferentes modelos de negocio, desde los viticultores individuales a las cooperativas y desde las pequeñas bodegas de cosechero a las empresas bodegueras más representativas del sector vitivinícola español".

Respecto al buen comportamiento del mercado nacional, Lapuente ha señalado que "los datos confirman la tendencia que apuntaba Nielsen a principios de año y el acierto de la estrategia del Consejo Regulador al decidir intensificar las acciones de promoción y comunicación en España durante 2016".

Consulta aquí más noticias de La Rioja.