Así lo ha expresado el presidente de la FNCB, Jorge Campos, en una nota de prensa en la que califica de "falta de respeto y de solidaridad con las víctimas de ETA" la no asistencia de los altos cargos de Baleares a los actos en Palmanova.

Según FNCB, ni la presidenta Francina Armengol ni ningún representante del Govern o del Consell de Mallorca acudieron al homenaje a Diego Salvá y Carlos Sáenz de Tejada, los dos guardias civiles asesinados por ETA el 30 de julio de 2009 mediante una bomba lapa en los bajos de un coche patrulla.

Tampoco estuvieron por la tarde en la misa en memoria de los fallecidos celebrada en Palma, a la que sí asistió el Comandante General de Baleares, Juan Cifuentes, y el Coronel Jefe de la Guardia Civil, Jaime Barceló, según ha indicado Campos.