Según ha informado la Policía Nacional en una nota, la investigación comenzó hace un año aproximadamente, cuando una joven presentó una denuncia en la que sospechaba que alguien tenía que haber arrebatado el móvil y haber accedido al mismo, ya que detectó cómo le era imposible utilizar las aplicaciones del terminal móvil con las contraseñas usuales.

Asimismo, detectó incluso un mensaje típico de bienvenida de los teléfonos distinto al utilizado por ella, así como que diversas fotografías que ella estaba segura haber realizado ya no estaban en la galería de imágenes del teléfono.

En el relato de hechos, la víctima explicaba cómo le sorprendía que, su por entonces pareja sentimental, se encontrara en la actualidad en numerosos lugares sin haberle llegado a decirle previamente que se encontraría en ellos, ya que la relación había finalizado.

Con esta denuncia, los investigadores realizaron numerosas pesquisas para intentar corroborar los hechos denunciados, las cuales se alargaron durante unos 14 meses, tiempo en el que se han analizado listados completos de conexiones a las distintas aplicaciones, en las que presuntamente se habían producido los cambios de contraseña.

Los agentes constataron como, al parecer, el teléfono de la víctima tenía activada una aplicación de localización vía GPS, la cual podría estar siendo utilizada para ser localizada en todo momento desde otro terminal de la misma marca, pudiendo detectar así en todo momento la ubicación de la misma.

Así, la investigación determinó que las conexiones desde donde se realizaron los cambios de claves se habían realizado desde el domicilio de la por entonces pareja de la mujer, cuando éste tenía acceso al teléfono móvil de la misma.

Finalmente, la investigación concluyó con la plena identificación del autor de lo hechos, que ha sido detenido por la presunta comisión de un delito de descubrimiento y revelación de secretos cometido mediante el uso de las nuevas tecnologías.

Esta investigación ha sido llevada a cabo por los agentes del Grupo de Nuevas Tecnologías de la Brigada Provincial de Policía Judicial bajo la tutela del Juzgado de Instrucción número ocho de la capital cordobesa, que ha dirigido la investigación.

Consulta aquí más noticias de Córdoba.