El consejero de Fomento e Infraestructuras, Pedro Rivera
El consejero de Fomento e Infraestructuras, Pedro Rivera CARM

El consejero de Fomento e Infraestructuras, Pedro Rivera, señaló que "el acceso a la vivienda se complica más en los colectivos vulnerables. A ellos dedicamos más esfuerzos y apoyos que les ayuden a solucionar los pagos de alquiler o desahucios próximos a ejecución, así como asesoramiento en materia de impagos en hipotecas, velando siempre por el derecho de acceso a una vivienda".

El consejero visitó esta semana las instalaciones de Cáritas, donde conoció la metodología de trabajo en el proceso de atención, acompañamiento y seguimiento de la familia solicitante de la ayuda y se reunió con el director de Cáritas Diócesis de Cartagena, José Saura, para hacer balance del convenio que mantienen la Comunidad Autónoma y la entidad social.

Las ayudas han alcanzado a un total de 290 personas pertenecientes a 83 unidades familiares con escasos recursos económicos, inferiores a 6.390 euros al año y con los que no pueden atender el pago del alquiler o la hipoteca de su domicilio habitual, o se encuentran en situación de exclusión social.

El perfil de las personas atendidas es el de familias con menores a su cargo, familias biparentales y monoparentales; desempleados de larga duración, que reciben prestaciones por desempleo o que han agotado la prestación y son demandantes de renta básica de inserción, y personas con inserciones laborales esporádicas en el mercado de trabajo o en economías sumergida. El 43 por ciento de los participantes en este programa cuentan con educación primaria.

Con cargo a este convenio, dotado de 40.000 euros, se han realizado pagos por valor de 28.935 euros en el primer semestre de este año. La mayoría de las ayudas económicas se han concedido para afrontar el pago corriente del arrendamiento, de hasta 250 euros mensuales, si bien también se han entregado ayudas extraordinarias por riesgo de desahucio de hasta 750 euros mensuales.

BENEFICIARIOS

A estas ayudas también pueden acogerse las familias numerosas, familias monoparentales con dos o más hijos a cargo, unidades familiares con alguno de los miembros con una discapacidad superior al 33 por ciento o si se está incurso en situación de dependencia o enfermedad que le incapacite acreditadamente de forma permanente para realizar una actividad laboral.

Igualmente, se presta especial atención a familias en las que hay víctimas de violencia de género, miembros en situación de desempleo que hayan agotado las prestaciones, personas procedentes de actuaciones de erradicación del chabolismo y personas extranjeras que se encuentran en situación administrativa irregular.

Los interesados pueden dirigirse a cualquiera de las 151 Cáritas parroquiales y 16 centros de acción social de la organización humanitaria para solicitar el apoyo al pago de alquiler y a partir de ese momento se activa un proceso de acompañamiento a la familia.

El equipo parroquial realiza un diagnóstico de los solicitantes de la ayuda y lo deriva a los servicios generales de Cáritas, donde se revisa la documentación aportada y se valora cada situación familiar para finalmente aprobar la ayuda, en base a la correspondiente justificación. Por último, los equipos de Cáritas realizan un seguimiento a la familia a fin de evaluar si se han atendido sus necesidades con las ayudas.

Consulta aquí más noticias de Murcia.