Material incautado por los agentes
Material incautado por los agentes POLICÍA NACIONAL

Los policías realizaron dos registros domiciliarios en Paterna y Chiva, donde intervinieron tres armas cortas, una de ellas de fuego real, un silenciador para una de ellas, 21 cartuchos 9 mm Parabellum, tres grilletes, 130 gramos de hachís, tres básculas de precisión, un chaleco de Policía Nacional, dos placas de Guardia Civil con porta placas, bridas, precintos y billetes simulados (fotocopias), entre otros, según ha informado el cuerpo de seguridad en un comunicado.

Las investigaciones se iniciaron en el mes de noviembre de 2015, cuando los agentes tuvieron conocimiento de un robo con violencia en un domicilio de Paterna, en el que tras producirse un corte de luz y salir sus moradores al rellano para ver que ocurría, fueron abordados por cinco personas con chalecos reflectantes con las siglas CNP y armados, que al grito de "policía" les obligaron a entrar en el piso al mismo tiempo que les preguntaban dónde estaba la droga.

Durante las investigaciones, los policías averiguaron que los sospechosos realizaron una inspección del domicilio, al parecer en busca de droga, al mismo tiempo que les exigían que les entregasen sus móviles, y transcurridos unos 20 minutos se marcharon. En su marcha, uno de los sospechosos dejó en el rellano de la escalera un chaquetón.

En el transcurso de las investigaciones, agentes de la Policía Local de Paterna hicieron entrega de una bolsa que había sido encontrada por un ciudadano en el interior de una trampilla de registro de aguas de una fachada de un edificio de Paterna.

PLACAS Y EMBLEMAS DE LA GUARDIA CIVIL

Dentro de la bolsa había dos pistolas detonadoras, una de ellas modificada para hacer fuego real, un pasamontañas, cuatro pares de guantes, una cartera porta placas con placa emblema de la Guardia Civil, una placa de matrícula y una libreta con anotaciones con el nombre de uno de los sospechosos.

Asimismo, en el transcurso de las investigaciones, los agentes averiguaron la identidad de los presuntos autores, de origen español y uruguayo, y tras establecer un dispositivo de vigilancia los localizaron y los detuvieron por delitos de robo con violencia e intimidación, tenencia ilícita de armas, robo/hurto uso de vehículo y usurpación de funciones públicas.

ROBO EN UNA JOYERÍA

Los agentes averiguaron también que los ahora detenidos habían cometido otro robo con violencia e intimidación en una joyería de Valencia, a la que accedieron con una pistola, y se apoderaron de una gran cantidad de joyas valoradas en unos 30.000 euros.

La operación ha sido llevada a cabo por agentes de la Brigada Provincial de Policía Judicial de Valencia y de la Comisaría de Paterna. Los detenidos, con antecedentes policiales, han pasado a disposición judicial.

Consulta aquí más noticias de Valencia.