«Falta de espacio en las aulas (menos de un 1,5 metros por alumno), acceso a las clases a través de una rampa peligrosa, sanitarios con problemas de desagüe y falta de aislamiento térmico». Éstas son las reclamaciones que exponen más de 20 padres del colegio La Leala, situado en Benalmádena.

La denuncia se basa en que este el cuarto año académico consecutivo que el centro cuenta con aulas prefabricadas para dar cobijo a dos aulas de infantil. Unas instalaciones que califican de «insalubres», según la carta que han enviado a la Delegación de Educación y a la dirección del citado centro. De acuerdo con el escrito firmado por los padres, desde el propio colegio se les ha aconsejado que no lleven a los alumnos con «demasiado abrigo, ni con mochilas grandes», ya que, en principio, no hay espacio para colgar prendas y macutos.

Desde Educación, se afirma que ya está aprobada la ampliación del colegio La Leala hasta tres líneas (tres grupos para cada curso) que permitirán el destierro de las instalaciones prefabricadas del patio. Y estaría prevista durante el próximo curso. En cuanto a la falta de espacio, Educación se muestra tajante: «La superficie de las aulas prefabricadas es la misma que la de una construida con ladrillos. Habitabilidad, seguridad y confort son exactamente iguales, e incluso en algunas ocasiones es mejor porque tienen materiales más absorbentes para el ruido», expresó ayer José Nieto, delegado provincial. Sobre otras quejas de padres relacionadas con el mantenimiento, Educación recuerda que lo normal es que el centro se ponga en contacto con el Ayuntamiento, encargado de estas labores.

DINOS... qué se debería arreglar en el centro donde estudian tus hijos. Cuéntanoslo en... e-mail l zona20malaga@20minutos.es, por correo a C/ Salitre, 1 - 5º (oficinas 2 y 3) o en www.20minutos.es

Inglés y francés en Estepona

El curso de las enseñanzas no obligatorias comenzó ayer en la provincia para 68.100 alumnos. Una de las novedades más importantes es la creación de una nueva escuela de idiomas en Estepona, en la que se podrá estudiar inglés y francés. Dentro de la educación no obligatoria se encuentran también los dos años de bachillerato, que este curso estudiarán 18.300 alumnos. Además, 14.200 cursarán ciclos formativos de grado medio y superior (se estrenan 14 nuevas ofertas) y programas de garantía social.