La televisión de pago ganó 275.000 clientes en España en el último año, principalmente gracias a las compañías que prestan este servicio a través de ADSL, y a costa de los operadores que ofrecen este servicio por satélite o cable, que, pese a todo, siguen siendo las mayoritarias.

Las familias españolas con televisión de pago suman 3,5 millones, el 22,3% de los hogares.

Ya hay 3,5 millones de familias españolas con televisión de pago

Esta cuota de mercado es un 1,4% superior al trimestre precedente y 1,1 puntos mejor que el mismo periodo del año anterior, cuando había 3,2 millones de clientes, según consta en el último informe de Red.es sobre equipamiento en los hogares.

En este periodo, según los autores del informe, la televisión sobre IP (Internet Protocol) ha mostrado una expansión "muy notable", hasta el punto que se ha llegado a duplicar los abonados: de 306.000 a primeros de 2006 a 635.000 a comienzos de este año.

Por contra, el sistema de satélite ha sufrido una merma de 6 puntos porcentuales de cuota de mercado, entendido en gasto de los consumidores y no en audiencia, mientras el cable ha sufrido una rebaja de tres décimas en un año.

A pesar de ello, los abonados a televisión por ADSL siguen siendo la tercera opción con un 10% del mercado. El sistema que lidera la facturación es el satélite, con un 60,2% de la facturación, mientras que el 29,8% restante corresponde a abonados al cable.