Condena a Mediaset: hubo intención de venganza contra Lucía Etxebarria

  • Mediaset deberá pagar 50.000 euros a la escritora por "intromisión en su derecho al honor y a la intimidad personal y familiar", aunque cabe recurso.
  • La sentencia dice que los calificativos que recibió "la demandante no tienen otra finalidad que desacreditarla y desprestigiarla".
  • El texto relaciona el abandono de Lucía Etxebarria en 'Campamento de Verano' con las críticas que recibió en 'Sálvame'.
Lucía Etxebarria, en una imagen de archivo.
Lucía Etxebarria, en una imagen de archivo.
GTRES

El juzgado de primera instancia número 99 de Madrid ha condenado a Mediaset a pagar 50.000 euros a la escritora Lucía Etxebarria por las declaraciones que se vertieron sobre ella en Sálvame Deluxe y Sálvame Diario, los días 2 y 5 de agosto de 2013, en una sentencia que asimila esos programas a la "telebasura" y que reconoce de forma sutil que hubo una intención de venganza por haber abandonado la escritora el reality Campamento de Verano.

"Valorándose por el juzgador el contenido de dichas entrevistas, sobre todo la emitida el día 2 de agosto en el programa Sálvame Deluxe es un ejemplo más de lo que se conoce en los medios como "telebasura", es decir, de programas que no tienen por esencia proporcionar una información al televidente sobre un hecho noticiable, sino de someter a escarnio público a un determinado personaje, en este caso Doña Lucía Etxebarría", dice la sentencia.

"Desde el minuto uno hasta el último los calificativos que recibe la demandante no tienen otra finalidad que desacreditarla y desprestigiarla", dice el texto judicial, que atribuye esos ataques a la conducta crítica de la escritora contra la cadena.

"Ha de tenerse como probado que dicha entrevista tiene lugar en un espacio temporal en el que se había producido un conflicto entre la productora del programa Campamento de verano y Doña Lucía Etxebarría, la cual había incumplido el contrato de permanencia estipulada, pues había abandonado el programa por voluntad propia en los primeros días", recoge el texto.

"La inmediatez entre tal hecho y la realización de un programa en el que se ataca tan duramente el prestigio de la demandante es ciertamente revelador de la intención del programa de causar un daño a la demandante en su honor ante la opinión pública", dictamina el juez.

Así, se resuelve que se produjo "una intromisión en su derecho al honor y a la intimidad personal y familiar", por lo que se condena a Mediaset a pagar los 50.000 euros por daños morales, además de las costas y a "difundir el encabezamiento y el fallo de la sentencia mediante su lectura en los programas de televisión de Telecinco Sálvame Deluxe y Sálvame Diario, y dentro del plazo de los quince días siguientes a la fecha en que la sentencia hubiere quedado firme". Sin embargo, cabe recurso contra la sentencia.

La escritora ha asegurado a 20minutos.es que "entrar en un reality fue el gran error de mi vida. Y aunque algunos 50.000 euros os parezcan una cantidad enorme os aseguro que 50.000 euros no son nada comparado con lo que la cadena ganó a mi costa y desde luego no pagan lo que yo tuve que pasar".

"Estuve casi un año diagnosticada con Síndrome de Estrés Postraumático, y no soy la única que ha pasado por ello al salir de un reality. Y eso, repito, que yo solo estuve una semana antes de abandonar", asegura la escritora, que destaca que "en España, de los que hemos trabajado para Mediaset, solo Carmen Lomana y yo nos hemos atrevido" a demandar a la cadena.

"Pedí muy poco dinero precisamente porque lo que buscaba no era lucrarme. Lo que buscaba es lo que me han concedido: Que se vean obligados a reconocer, en el mismo programa, en Sálvame, lo que hicieron. Que me restituyeran la dignidad", asegura.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento