Un koala blanco, un animal poco habitual, ha recibido tratamiento médico en un hospital de animales australiano después de sufrir una ceguera causada por una bacteria llamada clamidia.

El koala, llamado Mick, fue encontrado por la Policía y llevado al Hospital de Koalas Port Macquarie, al norte de Sydney. El animal fue operado y se le dieron antibióticos para restaurar su vista y salud.

Mick no es un koala albino, ya que tiene nariz negra y los ojos amarillos

Vino con una conjuntivitis provocada por la clamidia. Tenía una conjuntivitis muy mala en sus ojos. Ha sido tratado quirúrgicamente. Ha tomado antibióticos y parece que está mejor", dijo la supervisora del hospital de koalas Cheyne Flanagan a los medios locales.

Flanagan dijo que Mick no es un koala albino, ya que tenía nariz negra y ojos amarillos, sino que era un koala blanco. Dijo también que el animal ha sido soltado en un lugar secreto para protegerlo de los furtivos.

Una enfermedad mortal

La clamidia es una bacteria que infecta a un amplio rango de animales y es considerada la enfermedad más importante de los koalas.

Las infecciones ocurren en el aparato urogenital y en el respiratorio y pueden causar infertilidad, ceguera y finalmente muerte. Los síntomas visibles son conjuntivitis e infecciones del tracto urinario causando incontinencia, dando lugar a una condición conocida como 'rabo sucio' o 'trasero húmedo'.