Una vez más, conductores y empresa se reunieron ayer para tratar la negociación del convenio y, una vez más, no hubo acuerdo.

Los conductores dicen que la empresa no les ofrece ninguna mejora y que ellos no van a ceder. Mañana tendrán otra reunión y, si no hay cambios, algo que parece poco probable, podría haber movilizaciones.

El uno de octubre es el plazo marcado por el comité para negociar con la empresa. Si no ha habido acercamiento, seguramente los conductores anunciarán algún tipo de protesta para desarrollar durante las fiestas del Pilar.

Los conductores piden mejoras en la seguridad, más vehículos y reforma de los cuadros de marchas para mejorar el servicio.