sueño 544
Imagen de archivo de un joven durmiendo.
Las personas que no duermen la suficiente cantidad de horas son dos veces más propensas a morir por enfermedad cardíaca, según un amplio estudio británico difundido este lunes. Pese a que los motivos están poco claros, los investigadores dijeron que la falta de sueño parece estar relacionada con un aumento de la presión sanguínea, lo cual está ligado al incremento del riesgo de ataque cardíaco y accidente cerebrovascular.

Un análisis realizado durante 17 años a 10.000 funcionarios mostró que aquellos que reducían el sueño de siete a cinco horas o menos cada noche tenían 1,7 veces más riesgo de morir por cualquier causa y más del doble de padecer una muerte de origen cardiovascular.

Los peligros de la vida moderna

Los resultados destacan el peligro de los estilos de vida modernos, plagados de ocupaciones, señaló Francesco Cappuccio, profesor de Medicina Cardiovascular de la University of Warwick, en la conferencia anual de la Sociedad Británica del Sueño, en Cambridge (Reino Unido).

Dormir consistentemente alrededor de siete horas por noche es óptimo para la salud"

"Un tercio de la población del Reino Unido y más del 40% de la de Estados Unidos duerme menos de cinco horas por día, por lo que no es un problema menor", agregó el experto. "Las presiones sociales actuales de recortar horas de sueño para que puedan hacerse más cosas no serían buenas, sobre todo si se reduce (el dormir) a menos de cinco horas" por noche, indicó Cappuccio.


El estudio del equipo de Cappuccio, que fue financiado por los gobiernos británico y estadounidense, es el primero en relacionar la duración del sueño con las tasas de muerte. Para ello, se observó los patrones de sueño de participantes de entre 35 y 55 años en dos momentos de sus vidas, entre 1985-1988 y 1992-1993, y luego controló su mortalidad hasta 2004.

"En términos preventivos, nuestros resultados señalan que dormir consistentemente alrededor de siete horas por noche es óptimo para la salud", concluyó el autor.