Debbie Wasserman Schultz
Debbie Wasserman Schultz, líder del Comité Demócrata. Wikimedia Commons

La presidenta del Comité Nacional Demócrata (DNC, por su sigla en inglés), Debbie Wasserman Schultz, dejará su cargo cuando concluya la convención que se celebra a partir de este lunes en Filadelfia (Pensilvania, EEUU) para nombrar oficialmente a Hillary Clinton como candidata presidencial del partido.



Wasserman Schultz anunció su decisión en un comunicado en el que dice mantener su compromiso de conseguir que Clinton sea elegida presidenta en las elecciones de noviembre frente al candidato presidencial republicano, Donald Trump.



"Para el futuro, la mejor manera para mí para lograr esos objetivos consiste en dejar la Presidencia del partido al final de esta convención", dijo Wasserman Schultz.

Unas horas antes ya había renunciado a ser la presidenta del cónclave demócrata.

La decisión de Wasserman Schultz llega después de que el senador independiente Bernie Sanders exigiera su renuncia por la filtración de Wikileaks, que desveló estrategias del partido para debilitarle a él en favor de Clinton.



"Si bien se merece que se le agradezcan sus años de servicio, el partido ahora necesita un liderazgo que abra las puertas y dé la bienvenida a gente trabajadora y joven", ha dicho el senador y rival de Clinton en las primarias la conocer la noticia.

La renuncia de Wasserman Schultz, legisladora por Florida, llega en vísperas de la convención demócrata de Filadelfia (Pensilvania), que comienza mañana lunes y terminará el jueves.



En el primer día de la convención, Sanders intervendrá con la primera dama, Michelle Obama, para hablar sobre la necesidad de construir una economía que funcione para la clase media. 

La líder de los demócratas también tenía previsto intervenir pero ha suspendido su discurso, según recogen medios locales, como la CNN, que no identifican sus fuentes.

Tras filtraciones de Wikileaks

La organización Wikileaks aseguró el viernes tener en su poder 19.252 correos electrónicos del DNC, en varios de los cuales altos funcionarios del partido hablan de estrategias para vencer a Sanders, senador independiente por Vermont que se enfrentó a Clinton en las primarias por la candidatura presidencial demócrata.



"Creo que debería renunciar. Punto. Creo que necesitamos una nueva presidenta que nos lleve por una dirección muy diferente", subrayó Sanders en una entrevista en el canal ABC.



Tras conocer la renuncia de Wasserman Schultz, Clinton le agradeció su liderazgo en los últimos cinco años: "Agradezco a Debbie por haber conseguido llevar al Partido Demócrata a esta histórica convención de Filadelfia. Simplemente no hay nadie mejor para la lucha contra los republicanos que Debbie", señaló Clinton.



Por su parte, en un comunicado, el presidente de EEUU, Barack Obama, anunció que llamó por teléfono a Wasserman Schultz para agradecerle su trabajo.



Trump quiere que Clinton siga el ejemplo

Como era de esperar, el candidato republicano, Donald Trump, pidió a su rival, Hillary Clinton, que renuncie igual que hizo  Wasserman Schultz.

"Debbie Wasserman Schultz renunció por su fracaso para proteger los servidores de correo electrónico del DNC y el sistema amañado que creó con la campaña de Clinton", dijo en un comunicado el jefe de campaña de Trump, Paul Manafort.

"Ahora Hillary Clinton debería seguir el ejemplo de Wasserman Schultz y dejar la campaña por su falta de protección a información alto secreto, la información clasificada tanto en su servidor doméstico no autorizado y cuando viajaba al extranjero", añadió Manafort.

El jefe de campaña de Trump sacó así a relucir el escándalo que ha perseguido a Clinton durante la campaña de primarias sobre el uso que hizo de varios servidores de correo electrónico privados cuando era secretaria de Estado (2009-2013).

"Rusia está detrás"

El jefe de campaña de Hillary Clinton, Robby Mook, ha asegurado este domingo que según varios expertos detrás de la filtración de correos electrónicos del Comité Nacional Demócrata (CND) podría haber varios actores estatales rusos, en un intento por ayudar a la victoria de Donald Trump, el candidato republicano.

"Varios expertos nos están hablando de que actores estatales rusos han logrado entrar en el CND, han cogido todos esos correos electrónicos y ahora los están filtrando a través de estas páginas web", ha indicado Mook durante su intervención en el programa 'This Week' de la cadena ABC.

Mook ha asegurado que es ciertamente "preocupante" que algunos expertos estén acusando a los "rusos de estar intentando ayudar a Donald Trump", y ha sugerido que el candidato republicano podría haber modificado su plataforma del partido para hacerla más atractiva para el Gobierno del presidente, Vladimir Putin.

"Es preocupante que la semana pasada Donald Trump cambiara la plataforma del Partido Republicano para convertirse en lo que algunos expertos ven como (una plataforma) prorrusa", ha añadido.