El público se ha volcado con la XVII edición de la Feria de la Caza, Pesca y Naturaleza Ibérica, que del 20 al 23 de septiembre se ha desarrollado en el nuevo recinto de IFEBA (Institución Ferial pacense), situado en la frontera de Caya. En total había 150 expositores repartidos en tres pabellones.

Una feria que además de consolidarse como una de las principales del país sirve de vínculo para las relaciones comerciales entre España y Portugal. Por ello el 35% de las más de 200 firmas que estaban presentes en el recinto era de origen portugués.

Por el simbólico precio de 4 euros los aficionados a estos deportes pudieron visitar los expositores para adquirir lo último en material de caza y pesca. En el interior del recinto se ofrecía al visitante numerosas exposiciones y exhibiciones como: 'Arte e historia en 100 armas de caza', de José Antonio Victorino; pintura cinegética; simuladores virtuales de caza y exhibiciones de tiro con Carabina y arco.

Pero las actividades programas en el exterior del recinto donde podíamos ver: el canódromo, el campo permanente de recorrido de caza o de ojeo y las exhibiciones de tiro, del campeón de España Juan Valero Domínguez, y de cetrería.

En esta edición, FECIEX contaba con servicios destinado a las mujeres, espacios de moda, ropa y complementos en cuero y piel, abrigos para la nueva temporada e incluso joyas para estar a la última.

Sin embargo, la gran novedad era la celebración de la ruta gastronómica de la caza por el casco antiguo de Badajoz. En colaboración con el Observatorio Gastronómico de la ciudad, 15 restaurantes ofrecían comida típica de la región. Actividad que finalizaría con una cena de degustación en el recinto de IFEBA en el último día de celebración.

Miles de visitante de España y Portugal ratifican cada año el éxito de FECIEX. Una cita ineludible para los amantes de la caza, la pesca y la naturaleza ibérica, que sienta las bases de las relaciones hispano-portuguesas en Badajoz.

CONSULTA AQUÍ TODAS LAS NOTICIAS DE BADAJOZ