La Policía Local de Castellón detuvo a un hombre de 32 años que conducía bajo los efectos del alcohol y que cuando fue identificado dijo que estaba esperando a que su mujer saliera del trabajo, a pesar de tener una orden de alejamiento de su pareja.

Fuentes policiales informaron en un comunicado de que los hechos se produjeron sobre las cuatro de la madrugada, cuando la Policiá recibió un aviso que alertaba de que frente a un vado en el número 89 de la calle Obispo Salinas de Castellón había estacionado un turismo BMW y el conductor estaba "posiblemente en estado de embriaguez".

Cuando los agentes se personaron en el lugar observaron que el vehículo reanudó la marcha y "de forma precipitada se incorporó al carril de circulación", por lo que le dieron el alto mediante señales luminosas y acústicas y se detuvo a la altura de la Avenida del Mar.

Los agentes intentaron contactar con su ex mujer para comprobar si actualmente trabajaba en dicho local y confirmar la orden de alejamiento, aunque finalmente no pudieron hacerse con ella.

Por su parte, el equipo de atestados realizó al conductor la prueba de alcoholemia, la cual resultó positiva, por lo que se instruyó el correspondiente atestado, con diligencias a Juzgado.

CONSULTA AQUÍ TODAS LAS NOTICIAS DE CASTELLÓN