Un gran gol de Kike Mateo en los primeros minutos de la segunda parte supuso la derrrota del Albacete en su visita al Sporting de Gijón, con lo que el equipo manchego se mantiene en los puestos de descenso de la Segunda División, penúltimo clasificado con un solo punto.

El Albacete se presentó en El Molinón con una alineación ultraconservadora tratando de evitar cualquier situación de peligro en su portería y de sorprender al contragolpe a su rival.

La primera parte se jugó la mayor parte del tiempo en el terreno manchego, pero los rojiblancos, aunque tenían un abrumador control del balón, eran incapaces de encontrar huecos para sobrepasar la tupida telaraña que dispuso Quique Hernández.

El Albacete se presentó en El Molinón con una táctica ultraconservadora que a punto estuvo de darle resultado, pero un golazo en el arranque del segundo tiempo arruinó esa estrategia

La táctica estuvo a punto de darle resultado primero con un remate de Peña que salió rozando el larguero y posteriormente con un cabezazo de Iker Begoña al que respondió Roberto con una gran parada.

Por el Sporting destacaron un par de disparos desde fuera del área de Michel y Mateo que rebotaron en la defensa, por lo que el guardameta visitante pasó inédito durante los primeros 45 minutos.

Nada más comenzar la segunda parte Kike Mateo lanzó un potente disparo desde fuera del área que tras pegar en la cruceta derecha de la portería del Albacete se coló dentro.

Fue un gol espectacular y que a la postre dio los tres puntos al Sporting y le mete es posiciones de ascenso.

El gol obligó al entrenador visitante a hacer cambios y dio entrada al delantero Meyong pero la defensa local volvió a mostrase como una línea segura y en la que se puede confiar.

Jugando a favor, el Sporting de mostró algo más conservador mientras que el Albacete buscó más la portería de Roberto pero sin crear una sola ocasión de peligro.

CONSULTA AQUÍ TODAS LAS NOTICIAS DE ALBACETE