En el metro Barcelona se trabaja a destajo para tapar el gigantesco agujero que causó una tuneladora en las obras de la línea 9 del subterráneo, por culpa de un error de cálculo que ha derribado el muro prematuramente.

El objetivo es que la pared esté reconstruida para poder rehacer el agujero cuando el consejero de la Generalitat, Joaquim Nadal, y el alcalde de la ciudad, Jordi Hereu, se hagan la foto oficial para los medios, según escribe Nando García en El Mundo.

Colocaron una tela verde de 120 metros para tapar el agujero

El pasado martes día 11 se vino abajo el muro donde estaba previsto que tuviera lugar la foto oficial, en el macropozo de Onze de Septembre.

Los responsables de la obra ordenaron entonces la colocación de una tela verde de 120 metros de longitud, con el objetivo de tapar la cabeza de la máquina.

Los dirigentes del Departamento de Política Territorial decidieron reconstruir el muro, para lo que se ha alquilado una enorme grúa que se encarga de maquillar la pared con el fin de que, según el diario, nadie se percate de la rápida reconstrucción de la misma.

Además, añade, desde que tuvo lugar el percance se ha intentado ocultar lo sucedido, reforzando la vigilancia.