Empieza la vendimia en la provincia de Pontevedra, tarde, pero con fuerza. A pesar del mal tiempo que favoreció a la caída de la flor y a la plaga del mildiu, parece que el mes de septiembre ha salvado a las cosechas y ha hecho que las uvas maduren normalmente sin perder calidad. S

egún ha calculado Rías Baixas este año se espera recoger más de 20 kilos de uva, una previsión que se asemeja a los resultados de la cosecha de 2005, aunque muy lejos de igualar a la del año pasado. Desde el Consello Regulador recuerdan que esta cantidad es la media de lo que ha vendimiado la denominación en los últimos años.

Así las cosas, y después de que los sindicatos pidiesen un aumento del precio de la uva, éste se mantiene y tan sólo aumentará el 2,2 % correspondiente al IPC interanual. Con lo que una cosecha de 12, 5 grados se pagará a 1,23 por kilo, frente al 1,20 que se daba el año pasado. El motivo es mantener la estabilidad del sector, cosa que no se lograría si cada año se variase el valor del fruto del vino.

CONSULTA AQUÍ TODAS LAS NOTICIAS DE PONTEVEDRA