Miguel Ángel González Abal, vecino del municipio de Meis (Pontevedra) ha asegurado que agentes de la lucha antidroga de la Comisaría de la Policía Nacional de Pontevedra le dispararon al confundirlo con un narcotraficante.

Según la versión del joven, los hechos sucedieron el pasado jueves sobre las 21,30 horas cuando dos policías de paisano le dieron el alto sin mostrar sus placas y portando armas de fuego. Miguel Ángel González se dio a la fuga, lo que derivó en una persecución por las calles de Ribadumia hasta su detención en la cafetería "Espacio Azul", en la parroquia de Barrantes.

Dos policías de paisano le dieron el alto sin mostrar sus placas y portando armas de fuego

El joven indicó que los policías dispararon al menos en dos ocasiones el arma contra él, que no le leyeron sus derechos y que en ningún momento le dijeron de qué estaba acusado. Su coche tiene un agujero que aseguró que es de una de las balas disparadas contra él, un faro roto y una abolladura en el lateral provocada, según dijo, al colisionar con el coche de los agentes durante la persecución.

El joven señaló, además, que lo llevaron por unos caminos "desconocidos" para él y a una casa que también le resultó extraña. "Me tranquilicé cuando me llevaron a la comisaría de Pontevedra porque ya estaba seguro de que eran policías. Solamente me decían: usted tranquilícese y cállese, lo que hacemos es legal", afirmó.

CONSULTA AQUÍ TODAS LAS NOTICIAS DE PONTEVEDRA