Big Mac
Big Mac

McDonald's dejará de vender su emblemático Big Mac en Venezuela por falta de la rebanada de pan del medio de la popular hamburguesa, según han informado diversos medios locales y la agencia AFP. La medida, que será temporal, se habría provocado por dificultades con la compañía proveedora.

"Junto a nuestro proveedor, evaluamos las mejores opciones que nos permitan seguir ofreciendo productos de calidad", ha destacado la empresa en un comunicado recogido por la agencia AFP. Según medios locales, falta la harina suficiente para poder fabricar la rebana del medio del Big Mac, pero la compañía seguirá vendiendo el resto de modalidades de productos.

No es la primera vez que la empresa deja de vender productos en el país: en 2015 paró de producir sus patatas fritas. Aunque seguirá vendiendo tanto el resto de sus productos como otros con ingredientes locales, como patatas nacionales o yuca.

El Parlamento condena la "represión" a las protestas por la escasez

El parlamento venezolano, controlado por la oposición, aprobó hoy una declaración en la que condenó la "represión política" que, según la Cámara, sufren cientos de venezolanos en las colas para comprar alimentos o en las protestas por la escasez que registra la nación caribeña.

La oposición aprobó el "Acuerdo en condena a la represión política y de la violación de los derechos humanos a propósito del ejercicio del derecho constitucional a la protesta por hambre y escasez de comida", moción que fue rechazada por los diputados del chavismo.

Juan Miguel Matheus, legislador opositor, presentó el acuerdo y aseguró que 8 de cada 10 venezolanos come una sola vez al día y que 40 por ciento de los niños que viven en el país petrolero sufre de desnutrición.

Matheus responsabilizó al presidente venezolano Nicolás Maduro por el hambre que, aseguró, aguantan millones de familias "que pasan días completos sin comer nada". Dijo que los ciudadanos viven bajo un "juego perverso" creado por Maduro.

"Crea el hambre aquí en Venezuela, y golpea con hambre a nuestro pueblo y después golpea con las armas de la República porque reprime las legítimas protestas que tiene nuestro pueblo para reivindicar el derecho a alimentarse", sostuvo.

El chavismo, por su parte, admitió que Venezuela atraviesa una profunda crisis económica pero criticó el acuerdo legislativo pues, consideró, "juega con los derechos del pueblo". Carlos Gamarra, oficialista, afirmó que los venezolanos tienen libre derecho a la protesta y que los funcionarios policiales y militares no reprimen a quienes participan en manifestaciones pacíficas.

Ayer, el secretario ejecutivo de la alianza Mesa de la Unidad Democrática (MUD), Jesús Torrealba, dijo que dos venezolanas sufrieron graves lesiones luego de ser "agredidas brutalmente" por militares en el noreste del país cuando hacían una cola para comprar comida.