Posee una alta densidad de nutrientes, y contiene proteínas de alta calidad, lípidos poliinsaturados de tipo omega 3 (con efectos beneficiosos para el sistema cardiovascular, el sistema inmune y el sistema nervioso) e hidratos de carbono complejos. El salmón tiene un contenido en lípidos relativamente alto, por lo que se clasifica como pescado azul o graso (proporción mayor al 7% en lípidos). El salmón es muy rico en vitamina D; una ración de este pescado cubre el doble de la ingesta diaria recomendada.

Ingredientes necesarios  (4 PERSONAS)

- 500 GR DE SALMÓN

- 1 LITRO DE CALDO DE PESCADO

- 3 PATATAS

- 100 GR DE FIDEOS GORDOS 

- 1 CEBOLLA PEQUEÑA 

- 1 PIMIENTO 

-  2 DIENTES DE AJO

- 1 CUCHARADA DE SALSA DE TOMATE

- 6 CUCHARADAS DE ACEITE DE OLIVA

- 4 CUCHARADAS DE VINO BLANCO

- PIMIENTA Ô SAL

PREPARACIÓN

Corta el salmón en dados gruesos. Tras limpiarlo, quítale la piel y las espinas. Lava, escurre y sazona el salmón. Fríelo ligeramente en aceite y colócalo en una cazuela. Pica la cebolla, el pimiento y los ajos. Rehógalo todo a fuego lento en el aceite del salmón. Antes de que dore, incorpora las patatas, lavadas y cortadas en dados. Déjalo hacerse durante 10 minutos. Añade el vino, el tomate y el caldo y déjalo cocer otros 10 minutos. Cuando las patatas estén casi hechas, echa los fideos y el salmón y permite que cueza cinco minutos más. Añade sal y pimienta y sírvelo espolvoreado de perejil en una sopera honda.