El Salud deberá indemnizar con 219.000 euros a un hombre que ingresó en el Hospital Miguel Servet para que le extirparan un quiste en la lengua y contrajo una infección hospitalaria que le originó un proceso de necrosis generalizado en el organismo.

En enero de 2007 se resolvió otro caso que obligaba a pagar 115.000 euros a una mujer que tras realizarse varias mamografías en las que había indicios evidentes de cáncer, éstas no fueron tomadas en consideración por el especialista. Unos meses más tarde, el tumor aislado había derivado en una metástasis.

Éstos son sólo algunos de los casos de deficiencias sanitarias que se han resuelto,  bien con sentencia condenatoria para el Salud, bien mediante acuerdo de las partes,  desde comienzos de 2007.

Desde la Asociación El Defensor del Paciente se han ganado en lo que va de año nueve casos de infracciones sanitarias, por las que el Sistema Aragonés de Salud deberá pagar 471.000 euros, según explicó el propio abogado de la asociación, Ricardo Agóiz.

Además, están pendientes de resolución otros dos juicios más. Uno de ellos es una demanda por las graves lesiones craneales que le quedaron a un bebé debido a una mala utilización de los fórceps. Por este error se pide una indemnización de 300.000 euros.

La segunda demanda responde a otro caso de infección hospitalaria que podría costarle al Salud  50.000 euros.

Y esto es sólo el principio, dado que El Defensor del Paciente recoge apenas el 50% de las reclamaciones dirigidas al Sistema Aragonés de Salud.

40 reclamaciones  en lo que va de año

La asociación El Defensor del Paciente ganó en 2006 catorce casos de deficiencias sanitarias en Aragón, de los cuales la mayoría tuvieron lugar en Zaragoza. Seis de ellos tenían relación con los problemas de legionela registrados en el año 2004 en el Hospital Clínico de la capital aragonesa. La asociación inició el año pasado 38 reclamaciones de responsabilidad patrimonial ante la DGA. En lo que va de 2007 ya se han incoado 40 procesos de reclamaciones por vía administrativa.