A falta de una semana para que en Vigo empiecen a restarse puntos del carné de conducir, la Policía Local ha incrementado los controles sorpresa. Desde el domingo pasado, los controles son diarios y, según fuentes policiales, éstos se mantendrán.

En lo que va de año, son ya 582 los conductores que han sido cazados en algún control sorpresa. Las infracciones más frecuentes detectadas por los agentes son las de circular sin el cinturón de seguridad, no tener la ITV en regla y carecer de seguro.

Sin embargo, no todo son malas noticias para los conductores. El 1 de octubre cometer una infracción al volante en el casco urbano vendrá aparejada de la consiguiente resta de puntos. Pese a todo, la infracción más frecuente (conducir sin el cinturón de seguridad abrochado) no quitará puntos, sólo dejará un vacío de 63,70 euros en la cartera.

A la hora de colocarse, los agentes también tienen puntos preferidos. De hecho, la avenida de Samil, Beiramar o la avenida de Castelao son las tres zonas más frecuentadas por ellos.

En cuanto a la hora del día, la vigilancia se ha incrementado con controles tanto por la mañana como por la tarde y la noche, llegando también hasta la madrugada. Junto al uso de las mediadas de seguridad, los agentes vigilan también que todas las luces del vehículo funcionen correctamente, que el seguro esté en regla y que el conductor no circule bajo los efectos del alcohol.

Más novedades del trafico vigués

A partir del próximo lunes empezarán a funcionar los nuevos radares y sus multas ya no serán un simple aviso: habrá que pagarlas. Además, el Concello pondrá en marcha este año un segundo multamóvil. Sus sanciones oscilarán entre los 45 y los 150 euros, en función del tiempo que el vehículo infractor pase en doble fila. También vigilará el estacionamiento en las zonas ORA (hoy ya denominadas XER).

CONSULTA AQUÍ TODAS LAS NOTICIAS DE VIGO