La transformación del centro de Sevilla llega hasta la plaza del Duque. La remodelación de este enclave está en la lista de proyectos del Ayuntamiento desde hace muchos años, pero hasta ahora nunca ha salido adelante.

El momento ha llegado, según Urbanismo, porque las grandes obras del Casco Histórico están ya muy encaminadas: Constitución, Encarnación, Alameda y Alfalfa.

Los trabajos de rehabilitación de esta plaza, que no se ha tocado durante décadas, se harán poco a poco y por zonas para no interrumpir la actividad del mercadillo que varios días a la semana se instala en el lugar, según aseguran fuentes de Urbanismo a 20 minutos.

Ya han comenzado en su extremo derecho, la zona más deteriorada. A principios de mes llegaron las vallas y las máquinas para tapar el aseo público subterráneo (abandonado y cerrado desde hace años) que había en este lateral. Ahora los operarios están cambiando el suelo. El pavimento será el que predomina en la mayor parte de la plaza: losas de mármol intercaladas con otras de chinos.

Más jardines

La idea es renovar al completo este enclave por el que pasan miles de personas cada día. Se le dará más presencia a las zonas ajardinadas y se reestructurará el mercadillo ambulante, conocido como los hippies.

El proyecto incluye transformar la imagen de estos puestos ambulantes. Una vez que termine la restauración, los tenderetes de hierros y lona pasarán a ser de madera.

Nadie les ha avisado

El Ayuntamiento no ha avisado de las obras a los responsables de los puestos ambulantes que se instalan varios días a la semana. «Llegué y me encontré que el lugar que tengo asignado está vallado», se queja Filomena, una de las afectadas.

Varios puestos han tenido que trasladarse al acerado de alrededor por su cuenta y riesgo. Aseguran que han llamado a la Gerencia de Urbanismo para que alguien les informe, pero no han recibido respuesta.