La Federación de Personas Sordas ha pedido al Ayuntamiento que anule la autorización para construir  un aparcamiento de 454 plazas en los terrenos de la Fundación Emilio Álvarez, entre las calles Simón Aranda y José María Lacort (colegio de sordos) ya que, según ha comprobado, carece de licencia ambiental. Según su documentación, el Consistorio sólo dio la licencia de obras, sin la parte ambiental, el pasado 17 de agosto. La Federación mantiene una larga batalla contra este proyecto, ya que considera que el Arzobispado (gestor de las propiedades de la Fundación Emilio Álvarez) no protege con esta operación los intereses de las personas sordas, fin último de la fundación.