Cartagena celebra su propia boda real
Aníbal e Himilce se juran amor eterno esta tarde.

Corría el año 211 a. d. C. cuando el  Mediterráneo fue testigo de uno de los enlaces reales más importantes de la historia, que suponía la unión entre íberos y cartagineses: la unión del general Aníbal Barca y la princesa íbera Himilce. La boda representó la llegada de la esperanza en un entorno hostil en Qart-Hadast. En la representación de la boda estarán las 25 tropas cartaginesas y contará con espectáculos de danzas y coreografías para amenizar el acto. Después de la unión se ofrece un banquete con viandas para celebrarlo.

* Auditorio del Parque Torres: Cartagena. 21 h. Gratis.