Atrapada en la playa
El cadáver de una ballena rorcual. (J. Ragel/EFE)
El cadáver de una ballena rorcual, de unos 14 metros de longitud y 20 toneladas, apareció en la playa de Bolonia de Tarifa, Cádiz. No se sabe por qué el cetáceo, que quedó varado, decidió ir a morir allí, suscitando la curiosidad de los bañistas.