Barcelona recalca que la playa de perros será evaluada por los vecinos y podrá modificarse

La nueva playa para perros de Barcelona.
La nueva playa para perros de Barcelona.
ACN
Los perros estrenan su propia playa: un espacio de 1.200 metros cuadrados. La zona tiene capacidad para 100 perros y una valla la separa de los bañistas. El Ayuntamiento asegura que mantendrá todo en perfectas condiciones. Si todo va bien, la experiencia se repetirá el año que viene.

La comisionada de Ecología de Barcelona, Eva Herrero, ha recalcado que el área para perros en la playa de Llevant es una prueba piloto que podrá modificarse después de esta temporada y de evaluarla con los vecinos, algunos de los cuales han expresado dudas ante la instalación, que ha abierto este martes y que funcionará hasta el 25 de septiembre.

Herrero ha destacado en declaraciones a los periodistas que, desde que el Gobierno municipal presentó el proyecto el marzo, las reticencias de los vecinos se han ido "matizando" después de conocer el proyecto y dialogar sobre el asunto, y ha insistido en que están abiertos al diálogo y a hacer una valoración conjunta con los vecinos.

"La mejor manera de ver si provoca problemas es precisamente con esta prueba piloto", ha resaltado la comisionada, que ha explicado que la apertura de la instalación --de 1.250 metros cuadrados-- se ha retrasado porque recibieron dos alegaciones, una de vecinos pidiendo un cambio de ubicación, y otra de entidades animalistas.

Tras explicar que el emplazamiento se decidió por motivos técnicos --por estar delimitado por un espigón y situarse en un extremo de la playa, entre otras razones--, Herrero ha insistido en que, "cuando finalice, se hará una valoración de los diversos aspectos de funcionamiento y mantenimiento para ver si el año que viene se modifica, se amplía o se cambia de ubicación".

Ha señalado que, cuando se modificó la ordenanza de animales en el anterior mandato, "hubo muchas opiniones contrarias", especialmente por permitir el acceso de perros al Metro, pero que se ha demostrado que no ha provocado incidentes y se ha normalizado la situación.

"Esperamos que, con este tema, pase exactamente lo mismo", ha añadido Herrero, que subrayado que la intención del Ayuntamiento es facilitar un espacio de las playas al que puedan acudir ciudadanos con sus perros, y ha dicho que se trata de una porción ínfima del litoral de la ciudad, de alrededor del 0,2% de la superficie total.

"Conveniencia necesaria"

Ha celebrado que este espacio representa un paso más en la convivencia necesaria entre personas y animales y que, con la iniciativa, Barcelona "una vez más demuestra que es ciudad pionera y amiga de los animales", tras lo que ha confiado en que el área para perros sea un ejemplo de responsabilidad y civismo.

Este área para perros, con 1.250 metros cuadrados y un aforo de 100 personas con sus animales, está delimitada por un cercado de madera e incluye dos duchas para personas y una especial para perros, señalización y mobiliario como un bebedero, dos urinarios y dos papeleras.

Solo los perros debidamente identificados --con chip y censados-- pueden acceder al espacio, en el que habrá dos informadores medioambientales y en el que se realizará un tratamiento de limpieza específico para mantener las máximas condiciones de higiene, con limpieza manual por la mañana y por la tarde y con tamizado mecánico de la arena por la noche.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento