Los coruñeses que dejen el coche mal estacionado tendrán que rascarse más el bolsillo a partir del próximo 1 de enero. La tarifa por la retirada y traslado de un vehículo por parte del servicio de la grúa municipal será un 20% más caro. Así, en el caso de un turismo corriente, se pasará de los 79,9 euros que cobran en la actualidad a los 95,9 euros. Sin embargo, habrá novedades: las dos primeras horas en el depósito serán gratuitas y a partir de ahí habrá que abonar 0,53 euros por cada hora.