Unas 100 familias cordobesas han presentando demandas en los juzgados de la capital contra la Consejería de Educación. Reclaman su derecho a escolarizar a sus hijos en centros educativos privados concertados de ideología católica. Piden estudiar cada caso de forma individual para busca una solución específica.