Cordel
Maqueta del barrio Cordel de Écija

El urbanismo sostenible llega a Córdoba de la mano del Cordel de Écija, una urbanización de 1.800 viviendas, de las que 760 serán VPO, que se construirán en la margen izquierda del río Guadalquivir y cuyos edificios tendrán un diseño vanguardista. Pero la cosa no acaba ahí. Los bloques de viviendas no se han diseñado por una mera cuestión estética, sino obedeciendo a una estrategia para combatir las altas temperaturas de Córdoba en verano y el frío húmedo del invierno.

Y es que, cuando se vive a escasos metros del río hace mucho más bochorno y más humedad. Para ello, los promotores de esta iniciativa han trabajado de la mano con el Jardín Botánico de Córdoba para determinar el tipo de arboleda, plantas y matorral que se incorporará a los espacios verdes para crear un microclima. Será un «paisaje de ribera» con plantas de sol, de sombra, setos, arbutos y más de 30 especies de árboles, según el proyecto técnico.

Actualmente, la Gerencia ha aprobado definitivamente esta actuación, por lo que sólo queda pedir el permiso para iniciar las obras. Los promotores esperan inciarlas a mitad de 2008.

Materiales específicos y situación estratégica


Para hacer los edificios del Cordel de Écija se han elegido los materiales que menos radiación absorben. Los bloques se ubicarán de forma estratégica, de forma que «las edificaciones más bajas se colocan al norte para que vayan recibiendo la sombra de las más altas, colocadas al sur». Además, los edificios irán en voladura, es decir sobre pilares, para propiciar las brisas de aire.