Athlete
Athlete llega a Madrid para presentar su tercer trabajo en estudio.

Son uno de los grupos más prometedores surgidos en la escena indie londinense, una ciudad en la que los grupos parecen surgir como churros. Sin embargo, Athlete no son en absoluto unos primerizos, y con su tercer álbum, Beyond the neighbourhood (más allás del barrio), vuelven a reivindicar su singularidad frente a cualquier tipo de moda.

Bienvenidos a España. Creo que no es la primera vez...

¡Gracias! Efectivamente no es la primera vez: tocamos en Madrid de teloneros de Travis hace unos cinco años, y también hemos hecho algún concierto en Barcelona. Pero no es suficiente, así que queríamos volver.

Aquí no sois tan conocidos como en Inglaterra... Presentaros ante los fans potenciales.

Somos Athlete, una de las mejores bandas del Reino Unido de los últimos cinco años. Todos los grupos dicen que son los mejores, pero nosotros lo somos de verdad (risas). Lo cierto es que hay demasiados grupos nuevos en el Reino Unido. Demasiados incluso para nosotros. Y muchas de ellas se preocupan más de llevar el corte de pelo correcto y los pantalones más de moda... Nosotros no somos así. Hay mucha gente que piensa que lo cool son los Libertines, Pete Doherty, o ponerse cocaína en los lavabos. Nosotrs pensamos que no lo es. No es nuestro rollo. Sólo nos preocupamos de hacer grandes canciones.

Hay mucha gente que piensa que Pete Doherty es cool, o ponerse cocaína en los lavabos. Nosotros pensamos que no lo es

Ya lleváis tres discos a las espaldas. ¿Cómo percibís la evolución de vuestro sonido desde que la banda echó a andar en 1999?

En nuestro primer álbum (Vehicles and animals, 2003) tratamos de descubrir nuestro propio sonido. Desde entonces hemos crecido y somos mejores músicos. Creo que cada disco es muy diferente, y en cada uno damos un salto más y probamos cosas nuevas. Este nuevo, aunque parezca un tópico, es lo mejor que hemos hecho. Es más maduro tanto en el ámbito musical como en las letras. Pero seguimos evolucionando y esperamos que con los años sigamos haciendo cosas nuevas. Aun así, creemos que hay un estilo común en todos nuestros discos: indie pop interesante y con melodías pegadizas.

Sin embargo, esta vez habéis apostado más por la mezcla de sonidos electrónicos con las guitarras.

La electrónica es algo que siempre ha planeado en nuestra música, aunque es cierto que esta vez es más obvio. Es algo en lo que encontramos muy interesante y enriquecedor. Aporta una dinámica diferente que es compatible con las guitarras. No nos sentimos para nada como una banda electrónica, pero es divertido y fácil indtroducir sonidos electrónicos, que le dan otro aire a las canciones.

Ahora hay cientos de bandas que mezclan electrónica con guitarras....

Sí, pero no nos sentimos parte de esa escena en absoluto. Se lleva mucho el rollo electro con guitarras modernillas, pero es algo que no va con nosotros, sino más bien con la gente que sigue las modas. Muchas de esas bandas son de ida y vuelta, se copian unas a otras. Se vuelve algo aburrido. Los grandes grupos no casaron específicamente con una escena determinada en su momento, son simplemente buenos grupos que han trascendido las modas. ¡Así que no queremos formar parte de esa mierda! (Risas).

¿Sómo creéis que ha influido Internet y myspace en el crecimiento de Athlete?

Bueno, siempre ayuda, porque posibilita que te puedan escuchar en lugares lejanos, y que te puedas comunicar con los fans fácilmente. Pero nosotros no crecimos con ello, somos un poco más mayores. No somos parte de eso que se ha venido llamando "generación myspace". Está muy bien que los chavales tengan myspace, y que graben canciones y las intercambien. Pero muchas veces esas canciones no pasan la prueba del directo: resulta que un grupo hace una canción y suena muy bien, pero luego vas a verlo en directo... y son terribles (Risas). A nosotros nos gusta mucho la electrónica también, y hay gente haciendo cosas increíbles en su habitación, por lo que myspace es genial para conocer nuevas propuestas, que además ya no tienen que pasar por el circuito tradicional de distribuidoras, tiendas, etc.

Hay grupos que hacen una canción y suena muy bien, pero luego vas a verlos en directo... y son terribles.

¿Cómo ha reslutado la experiencia de haberlo grabado en vuestro propio estudio?

Es como una bajada a la tierra, un modo más sucio de hacer un disco, y algo cero glamuroso. No tiene nada que ver con ir a un estudio pijo que cuesta 2000 euros al día, con un productor que cobra 100.000 euros, y en el que dispones de un tiempo determinado para grabar porque detrás hay otro grupo esperando para entrar. Para nosotros es mucho más excitante hacerlo por nuestra cuenta. Podemos salir, entrar, tomárnoslo con más calma... es mucho más libre.

Las letras de Athlete tienen una importante carga social y política. ¿Creéis que un grupo puede cambiar las cosas?

La verdad es que no tratamos de influir en la manera de pensar de nadie. Sólo ofrecemos nuestro punto de vista sobre lo que ocurre a nuestro alrededor, lo que quizá pueda ayudar a quien lo escucha a reflexionar sobre ello.

¿Sé que las comparaciones son odiosas pero, en caso de ser comparados con otras bandas, con quien os gusta que lo hagan?

Bueno, tenemos influencias dispares, pero Super Furry Animals o The Flaming Lips son unas de las más claras. Nos gusta su manera de concebir la música.

Por último, que esperáis de vuestro concierto en Madrid?

Esperamos que la gente se sepa todas las letras y canten como locos (risas). No, en serio, creemos que va a ser un gran concierto, y además en una noche muy especial en la que va a haber miles de actividades con motivo de la Noche en Blanco. Así que lo pasaremos bien, eso seguro.