La Policía Municipal de Bilbao ha precintado un bar del barrio de Rekalde, por considerarlo un centro de distribución de droga al por menor, y ha detenido a su responsable y a una de sus clientas por presunto narcotráfico.

Según informó hoy este cuerpo en un comunicado, la intervención policial estuvo originada en las "numerosas
quejas de vecinos de la zona en las que denunciaban el 'trapicheo' continuo de drogas" dentro del establecimiento hostelero.

Ante estas denuncias, la Unidad de Drogas de la policía local estableció un servicio de vigilancia en torno al local a través del cual los agentes pudieron comprobar cómo acudían al bar diariamente más de 50 personas que adquirían droga en el interior del mismo.

Tras obtener la evidencia sobre la actividad delictiva que se daba en el interior del establecimiento, los agentes procedieron a un registro en el que encontraron a una de las clientas varias dosis de hachís preparadas para su venta en forma de "bellotas" de 55 gramos de peso.

Los funcionarios municipales detuvieron al responsable del local, A.G.P., de 30 años, y a L.L.O., de 22, clienta a la que se le ocupó la droga, así como 524 euros en billetes pequeños, y pusieron a los arrestados a disposición del Juzgado de Guardia de Bilbao.