Parabrisas roto por granizada y fuertes lluvias en Marbella (Málaga).
Estado del parabrisas trasero de un coche tras la fuerte granizada caída en Marbella anoche. EFE/AL

Una treintena de personas, al menos cuatro de ellas niños, han resultado heridas de carácter leve a consecuencia de la granizada caída esta mañana en Marbella (Málaga), que ha causado además daños materiales en cientos de vehículos, según informaron a Efe fuentes municipales y portavoces de los centros sanitarios de la ciudad.

La delegada de Seguridad en el Ayuntamiento marbellí, Francisca Caracuel, indicó que a primera hora se activaron los servicios de emergencia y se mantuvo una reunión con el jefe de Bomberos, de la Policía Local y de Protección Civil para valorar la situación. Además, dos horas más tarde, más de una veintena de voluntarios se ofrecieron a colaborar. Un blogger de la localidad ha publicado fotos de la granizada y de la tormenta en su web. "No sólo se oían golpazos, también se percibían los destrozos: llovían tejas, ramas, antenas y grandes pedazos de vidrio", cuenta bloggunno.es.

"Desde primera hora de la mañana tenemos activado el dispositivo del plan de tráfico y de seguridad escolar en 10 institutos y en algunos centros escolares del municipio", explicó Caracuel a Europa Press. La edil señaló que en el Centro de Salud de Las Albarizas fueron atendidos seis heridos -entre los que se encontraban los cuatro menores de edad- por impacto de granizo, de los cuales una mujer hubo de ser trasladada al Hospital Costa del Sol.

Por su parte, en el ambulatorio de Leganitos recibieron asistencia sanitaria nueve personas debido a lesiones producidas también por la granizada, según informaron a Efe fuentes del centro de salud. Además, en el Hospital USP de Marbella se atendió a otras tres personas, dos mujeres y un hombre, que presentaban traumatismo craneal con herida en cuero cabelludo y que fueron dados de alta tras recibir asistencia sanitaria.

El granizo de este tamaño y las rachas de viento pueden dañar hasta tejados de uralita, advierte el INM
La granizada, que comenzó a las 8.55 horas en Marbella y se prolongó durante unos minutos, fue calificada de "severa" por el Instituto Nacional de Meteorología, al tratarse de granizos superiores a los dos centímetros y en algunos casos del tamaño de una pelota de tenis, y afectó además otras localidades malagueñas como Ojén y Pizarra.

Caracuel lamentó el hecho de que la granizada tuviera lugar coincidiendo con la hora de entrada de los alumnos a los centros escolares e informó de que todos los servicios de emergencia se encontraban en activo debido a las lluvias caídas durante toda la noche en el municipio.

La edil marbellí apuntó que efectivos del Cuerpo de Bomberos han llevado a cabo ya una veintena de actuaciones, la mayoría por caída de ramas de árboles, bolsas de agua en las vías de circulación y rotura de cristales de inmuebles.

Señaló que las balsas de agua provocaron a primera hora del día el colapso del tráfico en algunas zonas de la localidad y el cierre de varios túneles, uno de los cuales permanece cortado, aunque apuntó que a lo largo de la mañana Marbella "ha recuperado la normalidad" y la circulación de vehículos es actualmente "lenta, pero fluida".

El análisis meteorológico

El meteorólogo del Grupo de predicción del Centro Meteorológico de Andalucía Oriental, con sede en Málaga, Jesús Riesco, explicó a Efe que el tamaño del granizo caído no es habitual, aunque si hay más posibilidades de que se produzca ese fenómeno en esta época de finales de verano y otoño en zonas de costa como la malagueña.

Precisó que esta granizada puede causar daños a vehículos o tejados de uralita por su tamaño y por las rachas de viento muy fuertes.

También comentó que la granizada se debe a corrientes verticales ascendentes muy intensas con aire frío que en capas altas hace que se formen partículas de hielo que crecen por esos movimientos y, al mismo tiempo, pueden ir uniéndose haciéndose más grandes hasta que van cayendo.

Respecto a las lluvias caídas esta madrugada en la provincia malagueña, en la depuradora de Marbella se alcanzaron los 43,7 litros por metro cuadrado hasta las 9.00, de ellos 21,3 sólo entre las 5.00 y las 6.00; en Pizarra 43 litros; en Coín 31,5, la mayoría en las últimas horas, y en el embalse del Guadalteba se registraron 22,4 litros por metro cuadrado sólo en una hora.

Hoy sigue la alerta: 30 litros por metro cuadrado en una hora

El Instituto Nacional de Meteorología ha activado la alerta naranja (riesgo importante para la población) por tormentas y por lluvias (30 litros por metro cuadrado en una hora). Previamente, la alerta por lluvias era amarilla (riesgo sólo para algunas actividades). Ambas advertencias estarán vigentes durante toda la jornada.