Un nuevo tiroteo en un centro de enseñanza, la Universidad de Delaware, ha sembrado el terror entre los vecinos de este estado norteamericano.

Según informan Forbes.com y CNN, al menos dos estudiantes, un chico y una chica, han resultado heridos de bala. El primero se encontraría estable mientras que el estado de la segunda es muy grave.

El campus ha sido cerrado y no se permite ni la entrada ni la salida de la zona donde se encuentran los dormitorios de los alumnos. Aquí se alojan unos 1.700 estudiantes.

La Policía pretende ahora interrogar a las víctimas en busca de pistas. No se ha informado de ninguna detención.

Los hechos tienen lugar solo cinco meses después de que un pistolero acabara con la vida de más de 30 personas en la Universidad de Virginia Tech.