Rajoy insinúa que no se presentará a la investidura si no suma apoyos para gobernar

  • "Si tuviera la seguridad de que fuera imposible que se me eligiera, abriría un período de reflexión", asegura tras recibir el 'no' del PSOE y la abstención de Ciudadanos.
  • El candidato conservador pide a sus oponentes que le faciliten un Gobierno con "cierta estabilidad" para la próxima legislatura.
  • A cambio, ofrece negociar un documento que propone una rebaja "generalizada" del IRPF o una reforma electoral para que gobierne la lista más votada.
Mariano Rajoy al término la rueda de prensa en el Congreso.
Mariano Rajoy al término la rueda de prensa en el Congreso.
Juan Carlos Hidalgo / EFE
Mariano Rajoy insinuó este miércoles que no se presentará a la investidura si carece del respaldo necesario para sacarla adelante. "Si tuviese conciencia de no ser elegido, tendría que hablar con el resto de grupos para ver cómo solucionamos esta situación", aseguró el dirigente del Partido Popular tras cerrar, sin apoyos suficientes, la ronda de contactos con el resto de formaciones políticas.

Mariano Rajoy insinuó este miércoles que no se presentará a la investidura si carece de respaldo para sacarla adelante. "Si yo tuviera la seguridad de que fuera imposible que se me eligiera, abriría un período de reflexión y plantearía: ¿qué salida le vamos a dar a esto?", aseguró el dirigente del Partido Popular tras cerrar, sin apoyos suficientes, la ronda de contactos con el resto de formaciones políticas.

El candidato conservador, que ya rechazó el encargo del rey de formar Gobierno después de las elecciones generales del 20 de diciembre por falta de escaños, compareció en el Congreso a la conclusión de su reunión con Pedro Sánchez, que le ratificó que el PSOE usará sus 85 diputados para bloquear su candidatura.

Aunque solo ha conseguido sumar a sus 137 diputados el escaño de Coalición Canaria y la abstención de los 32 de Ciudadanos -insuficientes para alcanzar los 176 apoyos que le darían la mayoría absoluta-, Rajoy confirmó su "interés" en acudir a la investidura si así se lo encarga Felipe VI. A pesar de ello, dejó en el aire la posibilidad de eludir el trámite temporalmente mientras no goce de los votos necesarios: "Si yo tuviera la conciencia de no ser elegido, tendría que hablar con los demás grupos".

El PP, confirmaron fuentes de Génova a 20minutos, no descarta la posibilidad de solicitar una prórroga -como hizo Pedro Sánchez cuando aceptó la propuesta del monarca para intentar ganarse la confianza del Congreso- para dialogar con las formaciones con representación parlamentaria y garantizarse la Presidencia.

Documento para negociar

Rajoy esgrimió su condición de candidato ganador para pedir al resto de partidos que le faciliten la investidura y un Gobierno "con cierta estabilidad", así como el apoyo necesario para aprobar los presupuestos y el techo de gasto y para defender, fundamentalmente, las políticas de recuperación económica, el pacto antiyihadista, la unidad de España frente al separatismo catalán y la integridad de la Unión Europea tras el referéndum de Brexit.

"El Gobierno debe tener, al menos, una cierta estabilidad. No se trata solo de que se invista a un presidente, sino de que ese Gobierno debe tener un margen de maniobra (...) No podemos comenzar y al día siguiente no tener techo de gasto, objetivos de estabilidad ni presupuesto", recalcó antes de solicitar "responsabilidad" y "lealtad institucional" a sus rivales.

A cambio, presentó un documento (consúltelo en este enlace) con las propuestas que, a su juicio, deben formar parte de la negociación. El texto mezcla ideas generales con medidas concretas que desarrollan los pactos por el empleo, la reforma fiscal, la educación, las medidas sociales y el fortalecimiento de las instituciones que Rajoy ya ofreció -sin detallarlos- en campaña.

Entre las iniciativas están la rebaja fiscal "generalizada" del IRPF, que reduciría el tipo mínimo del 19% al 17% y el máximo del 45% al 43%, o la revisión del sistema de pensiones para garantizar la sostenibilidad, aunque sin detallar cómo. El PP añade la reducción de los aforamientos que había propuesto la oposición, pero, también, una reforma de la ley electoral para que la lista más votada gobierne en los ayuntamiento y el "compromiso" de "respetar la costumbre" de que solo forme gobierno la formación con más sufragios, opciones que le beneficiarían de forma directa.

Rajoy, realista

Rajoy se mostró realista a la hora de valorar sus opciones de investidura. La conclusión "esencial"  de la ronda de negociaciones, admitió, es que Pedro Sánchez rechaza la gran coalición, por lo que tendrá que buscar los apoyos que necesita fuera del PSOE.

A pesar de ello, insistió en que tratará de negociar y de convencer a los que quieran escucharle. "Estoy dispuesto a mojarme y a gobernar sean cuales sean las circunstancias. Voy a seguir dando la batalla para convencer", remachó tras felicitarse por el hecho de que ninguno de sus oponentes se haya cerrado en banda a seguir hablando después de esta primera ronda de contactos.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento